Esta es la manera ideal de conservar tu jamón

El alimento estrella de la Navidad

Gtres

Es bastante habitual que el jamón en todas sus vertientes (ibérico, de bellota, recebo, etc.) sea uno de los alimentos que no falte en ninguna mesa esta Navidad, siempre y cuando la economía lo permita, claro. Y es que según vamos aumentando la calidad, el precio lo hace de manera paralela. También puedes ser uno de los afortunados que ha recibido uno en la cesta navideña con la que las empresas otorgan a sus trabajadores. Y si no, no te preocupes, porque hay paletillas que son más económicas y tienen un sabor y una calidad estupendas.

Sea como fuere, seguro que a la hora de comprar tu jamón te surgen algunas preguntas del tipo: ¿Cómo elegir uno bueno? ¿Cómo cortarlo de manera adecuada? ¿Cuánto tiempo dura sin perder calidad una vez empezado? o ¿qué hacer para conservarlo mejor? Vamos a darte respuestas a estas dudas que todos tenemos.

En primer lugar, factores como la untuosidad de la grasa o el que tenga una forma larga y estilizada, son importantes para dar con un ibérico bueno. Y ojo, porque hay jamones que tienen la pezuña negra pero no por eso están catalogados como pata negra. La calidad del jamón depende de su alimentación y del propio animal en sí.

Llegados a este punto es el momento de lo más difícil, cortarlo de manera adecuada. Según cuentan los expertos, lo ideal es comenzar por la babilla - parte más estrecha- y cuando se acabe, darle la vuelta al jamón y seguir por la maza. Para el final dejamos el jarrete, la zona más cercana a la pata.

Por último, una vez empezado hay que saber cómo conservarlo bien. Lo que todos solemos hacer es taparlo con el propio tocino o ponerle un trapo encima. ¡Error! Según informan algunos cortadores oficiales, lo ideal es cubrirlo con film transparente de cocina. Ahora que ya sabes lo básico del jamón, solo te queda disfrutar estas fiestas de uno de los manjares más selectos de nuestro país.

 

Etiquetas: Navidad

Continúa leyendo...

Contenidos similares

COMENTARIOS