Revista Mía

Cómo superar el lunes

A todos se nos suele hacer cuesta arriba. Pero, si quieres, puedes cambiar el chip. Anota estos consejos para tomártelo de otra manera.

Algo tienen los lunes que los convierte en el día menos atractivo de la semana. Es en el que se tienen más probabilidades de sufrir un infarto y se produce el 23% de los accidentes laborales. Pero no dejes que te afecte. Llénate de optimismo y supéralo sin problemas.

Planifica la semana

“Saber que después de desconectar de responsabilidades y de disfrutar de tiempo libre y sociabilidad nos toca volver a rutinas no tan agradables nos deprime”, destaca Andrea Linati, coach de la consultora Toque de Luz. Linati añade: “Además, el lunes por la mañana cuesta más por el cambio de horarios tras el fin de semana, ya que solemos dormir menos. Por último, al pensar en lo que tenemos que hacer y las cosas pendientes de toda la semana, surge el estrés”. ¿Por qué? Al anticiparnos a nuestros quehaceres, sentimos ansiedad y segregamos cortisol, la hormona del estrés.

Para intentar llevar mejor el día, la experta recomienda reservar unos minutos del domingo por la noche o el lunes a primera hora para organizar la agenda semanal. Así tendrás todo más claro y menos agobios. Además, es mejor empezar con las tareas más sencillas y dejar las reuniones importantes, eventos o citas que impliquen mucho trabajo previo para mediados y finales de semana.

Nuestra experta recomienda que "cuando el domingo por la tarde te empieces a estresar porque llega el lunes, pregúntate cómo estarías cualquier otro día a esa misma hora si tuvieras tiempo libre. ¿Te das cuenta de que si fuera entre semana a esta misma hora le sacarías provecho, disfrutarías con amigos, con tus hijos, irías al cine...? Pues ahora mismo lo tienes, así que hasta mañana a las 9 disfruta".

A veces podemos motivarnos para llevar mejor las cosas, pero si hay problemas de base, como que no te gusta nada tu trabajo o sientes que no estás en tu camino, durará muy poco. Hay que aprender a valorar lo que uno tiene, encontrando y remarcando los puntos buenos para aumentar nuestra satisfacción y mejorar nuestra actitud. La solución muchas veces la tenemos nosotros mismos.

La experta nos propone varios consejos para empezar mejor la semana:

- Escucha música al levantarte hasta el momento de irte y mueve el esqueleto.

- Ten tu propio mantra: frases potentes que te llenen de energía, como “soy una gran líder, tengo éxito, soy fuerte y valiente”; “soy brillante y voy a tener un gran día”.

- Airéate un rato al día, sal al exterior, ve algo de naturaleza... Mover el cuerpo ayuda a cambiar el estado de ánimo negativo.

- Cada noche, piensa en las cosas buenas de la jornada: te irás a dormir de buen humor y pensarás que el día ha valido la pena.

- Ríete para descargar el estrés y desconectar: mira algún vídeo bueno en YouTube.

tracking