Revista Mía

¿Tu currículo miente?

Cuidado. Afirmar que hablas tres idiomas y tienes un máster en nuevas tecnologías no sirve de nada si no es cierto. Los expertos saben detectar el engaño.

Cuidado. Afirmar que hablas tres idiomas y tienes un máster en nuevas tecnologías no sirve de nada si no es cierto. Los expertos saben detectar el engaño. ¿Lo mejor? Ser honesto.
¿Eres de los que endulzan o maquillan su historial profesional con el fin de tener más oportunidades en una entrevista de trabajo, o directamente eres de los que exageran sus méritos? Un estudio del portal Careerbuilder.es asegura que el 16% de los candidatos a un puesto de trabajo en España miente deliberadamente en su currículo pensando que los que están al otro lado no van a darse cuenta; pero sí lo hacen.
Así, el 72% de los encargados de selección sostiene que en alguna ocasión ha desenmascarado al mentiroso. Elena Pascual, de Randstad, dice que es importante ser honesto y sincero. “La exageración o la mentira pueden provocar la respuesta contraria en el entrevistador y que el candidato no sea elegido. Hay que ser uno mismo y no responder lo que creemos que quieren escuchar”, matiza.

'Cuentos' frecuentes

La experiencia de Elena Pascual como consultora le ha llevado a detectar cuáles son las mentiras más frecuentes:
- Idiomas. La gente tiende a exagerar su conocimiento de otro idioma. “El 'inglés medio' es ya sobreentendido como un nivel bajo por el seleccionador. En este caso, no sirve de nada mentir ya que es habitual realizar una pequeña prueba de conversación durante la entrevista. Es mejor incluir los títulos que se tengan para acreditar el nivel”, recalca.
- Fechas. Es habitual acortar los periodos entre un puesto y otro para 'maquillar' el tiempo que se ha estado inactivo, pero es más que posible que el reclutador lo detecte. “Hay que ser honesto y explicar cuáles fueron las razones del fin del contrato”, aconseja.
- Formación. A veces, los candidatos incluyen formación especializada que no han cursado, pensando que les puede empujar a conseguir un trabajo. “Esta mentira se descubre tan pronto como el seleccionador pregunta cuándo se ha puesto en práctica la formación adquirida”, explica E. Pascual.
- Edad. No es la mentira más habitual, aunque hay personas que deciden quitarse años en el historial, en especial las mujeres de edad avanzada. “Piensan que una persona mayor tiene más dificultades para acceder a un puesto laboral, pero hay empresas que prefieren a gente experimentada”, dice la consultora.

Alegar menos experiencia

Las dificultades para encontrar empleo están produciendo un fenómeno curioso: mentir en el currículo reduciendo la experiencia laboral, para intentar acceder a un puesto menos cualificado. Pero las empresas también lo detectan y rechazan, porque no quieren personal más preparado de lo que exige un cargo concreto. Declaran que son personas que no se fidelizan en la empresa y, a la mínima, abandonan el empleo.
tracking