Revista Mía

La Habana para principiantes

La ciudad caribeña está de moda. Sus últimos cambios políticos se palpan en las calles, más vivas y más interesantes que nunca. No te pierdas estos lugares si te acercas por primera vez a ella.

Autor: Mia revista
La ciudad caribeña está de moda. Sus últimos cambios políticos se palpan en las calles, más vivas y más interesantes que nunca. No te pierdas estos lugares si te acercas por primera vez a ella.
1- Paseo del Prado. En pleno corazón de La Habana Vieja, esta avenida que acaba en el Malecón está poblada de edificios coloridos y decadentes, bancos de mármol y ocho leones de bronce que parecen saludar al visitante y custodiarlo. Está muy cerca del espectacular Capitolio (ya en Centro Habana), hecho a la manera del norteamericano, y del concurrido Parque Central, donde a primera hora de la mañana los habaneros echan apasionadas partidas de dominó. Muy cerca, también, el Gran Teatro de La Habana, sede del Ballet Nacional de Cuba, impresiona por su belleza y por los mil secretos que guarda, entre ellos las huellas de cuando fue la Casa de Galicia.
2- Malecón. Uno no puede decir que conoce esta ciudad y a sus habitantes si no se ha detenido unas horas viendo pasar la vida en este rompeolas enorme (tiene ocho kilómetros, aunque el “meollo” se reduce a uno o dos) en el que los cubanos pescan, se bañan (sobre todo los niños), hacen negocios y... aman. A veces, por la noche, un coche abre sus puertas junto al muro, pone la música a todo volumen y... voilà: habemus fiesta. Y no te pierdas un atardecer allí, especialmente desde la zona del Castillo del Morro: el reflejo del sol en los edificios les da una tonalidad irreal, sorprendente.
5772515ba1d4251a098bd659

Catedral de La Habana

3- Plaza de la Catedral. Es una de las plazas coloniales más importantes de La Habana. Barroca por los cuatro costados, está llena de sabor cubano, de artistas y, cómo no, de santeras que leen las cartas ataviadas con mil y un abalorios. Bajo unos soportales, una estatua en bronce del bailarín Antonio Gades, que tanto amó esta ciudad, parece mirar los acogedores balcones del restaurante El Patio. También en La Habana vieja, la enorme Plaza Nueva, completamente restaurada, sorprende a los visitantes con paladares y locales de moda.
4- Plaza de la Revolución. Da igual si no te interesa esta explanada gigante (72.000 m2 ) que tantas veces ha sido testigo de los larguísimos discursos del expresidente Fidel Castro. Pasarás por ella en el trayecto entre el aeropuerto y el centro. El monumento a José Martí y el Ministerio del Interior (con la conocida imagen del Che Guevara realizada en relieve escultórico) te impresionarán por su tamaño y servirán de “aperitivo” a las zonas más modernas de la ciudad.
5- Callejón de Hamel. Uno de los principales focos de la cultura afrocubana en todo el país. Proyecto cultural comunitario, galería al aire libre... El callejón es el contrapunto perfecto al Museo Nacional de Bellas Artes, uno de los más importantes de América latina, que tiene también piezas de arte antiguo y de las más importantes escuelas europeas.
tracking