Revista Mía
57725159a1d4251a098bcb62

3 juegos para divertirte sin salir de casa

Con el frío, nada como reunirse en casa con amigos. Y una buena alternativa para pasarlo bien es jugar a algo. No hacen falta barajas ni tableros: te damos tres sencillas opciones.

Autor: Nacho Otero.
Con el frío, nada como reunirse en casa con amigos. Y una buena alternativa para pasarlo bien es jugar a algo. No hacen falta barajas ni tableros: te damos tres sencillas opciones.

Las celebrities

Es una variante del conocido juego de los personajes. Primero, dividíos en dos grupos. Luego, cada grupo debe escribir nombres de celebrities, como Michael Jackson, Lady Gaga, Madonna… (cuantas más se os ocurran y menos obvias, mejor), en trocitos de papel y colocar los papeles en un bol.
El jugador tiene que coger un papel del bol rellenado por el equipo contrario y actuar como el famoso en cuestión ante su equipo, pero sólo mediante mímica. Sus compañeros tendrán un minuto para adivinar de qué celebridad se trata, en cuyo caso ganarán un punto. El primer equipo en conseguir 10 puntos gana. Otra opción: se escriben los nombres en tarjetas adhesivas y se pega una a la espalda del jugador. Éste debe averiguar qué celebrity es haciendo preguntas que puedan responderse con "sí" o "no".
Es un juego muy sencillo pero, eso sí, los participantes deben ser muy sinceros. La mecánica consiste en que una persona lanza al aire una afirmación que empiece por “nunca”; por ejemplo, “nunca he visto un ciervo”. Todos los jugadores que sí lo hayan visto, deberán beber (o pagar algún tipo de prenda); si nadie bebe, tendrá que beber el que haya dicho la frase.
Es un juego muy bueno para romper el hielo, sobre todo cuando se va subiendo el tono de las frases que se emplean y si hay confianza para explicar brevemente las respuestas.
Un clásico bien divertido. Sólo se necesita un diccionario y lápiz y papel para cada jugador. En cada turno, un jugador distinto se encarga del diccionario. Dicho participante escoge una palabra cuyo significado nadie conozca y la dice en voz alta. Cada jugador escribe en su hoja una definición inventada, y el que tiene el diccionario copia textualmente el significado real de la palabra escogida. A continuación, mezcla todos los papeles y lee en voz alta los enunciados.
Cada jugador tratará de identificar la definición verdadera y votará por la que considere que es. Cada voto vale dos puntos para aquel cuya falsa definición sea votada, y otros dos puntos se lleva quien acierte la real. Si nadie acierta ésta, el jugador del diccionario se lleva dos puntos por participante. Gana el primer jugador que alcance 50 puntos.
tracking