Revista Mía

Apps para ligar: lo que no debes hacer

¿Es la primera vez que conoces a alguien a través de una 'app'? Desde Happn nos desvelan los errores más frecuentes que cometemos.

Autor: Marie Cosnard / Fotos Istock
Estás buscando pareja y no la encuentras en las discotecas, en el trabajo o en el bar de la esquina. De pronto alguien te recomienda que descargues una aplicación en tu teléfono porque le funcionó a la prima de tu amiga que conoció a su novio a través de ella. Después de evaluarla unos días, te das cuenta de que no sabes qué tienes que hacer para conseguir esa cita ideal. Aquí te damos una serie de recomendaciones sobre qué hacer y no hacer cuando usas Happn.

Tu fotografía, tu carta de presentación

Cuando conoces por primera vez a alguien en la vida real, tu rostro es lo primero que ve la otra persona. Lo mismo sucede en la 'app', la fotografía es lo primero que ve la persona, por lo tanto, no pongas una foto donde apareces con grupo de amigos, ya que será difícil identificar quién eres.
Muy natural
No uses una foto en la cual aparezcas demasiado sexy o con demasiados filtros. Lo ideal es que en la primera foto de tu perfil aparezcas sola, preferentemente sonriendo, para mostrarte amigable.
Sabemos que eres más que una cara bonita. Exprésalo incluyendo una breve descripción de ti misma. No mientas sobre tu edad, posición laboral o aficiones, la verdad saldrá a la luz tarde o temprano.
Revisa tu línea del tiempo en tus ratos libres del día para ver con quién te cruzaste, haz ‘like’ a los perfiles que llamaron tu atención y envía un ‘saludo’ a aquella persona que realmente te gustaría conocer.
Cuando has dado un ‘like’ y la otra persona ha respondido, es el momento de iniciar una conversación para conocer más a la otra persona y ver si podéis quedar. No esperes a que la otra persona inicie la conversación.
No insistas
Aquí es cuando más nervioso se está, por lo tanto, no bombardees con preguntas o insistas demasiado cuando la otra persona no responde. No respondas a sus preguntas con monosílabos. Responde en forma de charla pero sin monopolizar la conversación y, sobre todo, no te extiendas eternamente hablando.
Una vez acordáis una cita, hay que recordar varias cosas. Mejor organizarla en un lugar público, como un café o un múseo. No te muestrres ansiosa: si lo piensas demasiado te pondrás muy nerviosa. Trata de conservar la calma y actúa lo más natural que puedas. Es solo una cita y eso es lo que tienes que tener siempre en la cabeza.
Por Marie Cosnard, directora de tendencias de Happn.
tracking