Revista Mía
5772515ca1d4251a098bd7ad

¿Un gato en casa? Toma precauciones para evitar 'accidentes'

Tu gatito, como los cachorros de casi todas las especies, es travieso y muy juguetón , y te volverá loca con sus trastadas. Por eso, debes tomar algunas precauciones.

Tu gatito, como los cachorros de casi todas las especies, es travieso y muy juguetón, y te volverá loca con sus trastadas. Por eso, debes tomar algunas precauciones.

Ventanas y balcones

Los gatos caseros se caen por las ventanas más a menudo de lo que se pueda pensar. Para evitarlo, debes procurar que no tenga acceso a una ventana abierta que no tenga protección. Puedes colocar mosquiteras (las hay enrollables) o macetas con plantas que eviten accidentes.
Son peligrosos sobre todo para los gatitos más pequeños, que juegan con todo y los mordisquean. Los más largos y que cuelgan les parecen todo un parque de atracciones, pero pueden sufrir una descarga eléctrica, y tus aparatos quedar dañados. Toma precauciones: encontrarás productos específicos para recubrir cables con esencias cítricas (no les gustan nada) que les quitarán las ganas de acercarse. También puedes impregnarlos tú misma con zumo de limón o vinagre.
Si se encuentran con la puerta abierta, se meterán dentro seguro: ¡les apasiona! Y como prácticamente no tienen que saltar para hacerlo, lo tienen muy fácil. ¿Qué hacer? Dejar estos electrodomésticos siempre con la puerta bien cerrada.
Son un juguete de lo más divertido: se esconden dentro y además ¡hacen ruido! Procura que tu gato no se meta dentro para evitar que se ahogue, pero si le vas a dejar disfrutar un rato con una, no le quites el ojo de encima. Las bolsas de papel no suponen riesgo.
Si tu gato tiene la costumbre de subirse de un salto a la encimera de la cocina, puede encontrarse con que la placa o la vitrocerámica estén calientes. La solución: coloca una tapa protectora para cubrirla.
Les encanta jugar con ellos y a nosotros verlos disfrutar envueltos en hebras de colores, pero en ocasiones llegan a comérselos y les puede producir una obstrucción intestinal. Por mucho que les gusten, hay que mantenerlos alejados de ellos.
tracking