Revista Mía

15 consejos para ahorrar agua al regar

Tus plantas de interior, de exterior, tu jardín... Ponlos en práctica y tu conciencia "eco" te lo agradecerá... y también tu bolsillo.

Autor: Nacho Otero.
Tus plantas de interior, de exterior, tu jardín... Ponlos en práctica y tu conciencia "eco" te lo agradecerá... y también tu bolsillo.
1. Riega a primera hora de la mañana, cuando la temperatura es aún fresca, para reducir al mínimo la evaporación del agua.
2. Coloca una capa de guijarros encima de la tierra de las macetas o alrededor de la base de las plantas del jardín: también reduces la evaporación y eso ahorra cientos de litros al año.
3. Si tienes jardín con un sistema de aspersores, ajústalo con frecuencia para que no riegue lo que no lo necesita: paredes, suelos...
4. Recoge el agua que utilizas para aclarar tus herramientas de jardinería y reutilízala para regar tus plantas.
5. Comprueba que grifos, tuberías y mangueras que uses en el exterior no tengan fugas.
6. Para saber si el césped necesita agua, camina sobre él: si dejas huellas, hace falta regarlo.
7. No cortes el césped muy bajo. Si lo dejas un poco más alto, sombrea el terreno y de ese modo retiene la humedad.
8. Agrupa las plantas que necesiten la misma cantidad de agua.
9. Los fertilizantes mejoran el crecimiento de tus plantas, pero también aumentan el consumo de agua. Utiliza la cantidad mínima necesaria.
10. No podes las ramas bajas de árboles y arbustos: ayudan a preservar la humedad.
11. Ajusta el riego a cada estación del año. En verano, plantas a diario y césped cada tres días; en invierno, plantas en días alternos y césped cada cinco días.
12. Utiliza compost vegetal o abono verde. Es más eficaz para mantener la humedad.
13. No riegues en exterior cuando sople un fuerte viento: se pierde mucha agua.
14. Si puedes, instala un sistema de consumo eficiente de irrigación por goteo en las raíces.
15. Reutiliza el agua de cocer verduras para regar tus plantas. Ahorras y además está llena de nutrientes.
tracking