Revista Mía

El entrenador de Blake Lively descubre los secretos de su ‘sencilla dieta’

No te pierdas las claves de la actriz para mantener una figura sana y en forma.

Muchas veces parece que las famosas recurren a la magia para conseguir mantenerse en forma. Si bien esa "magia" se traduce muchas veces en operaciones estéticas, también es cierto que hay celebs rendidas a una alimentación sana y a una vida llena de ejercicio para conseguir las figuras que tantas pasiones despiertan.

Una de ellas es Blake Lively, protagonista de ‘Gossip Girl’ y mujer del actor Ryan Reynolds. Embarazada de su segundo hijo, Lively ha conseguido lo que muchas quieren: mantener la forma y coger el menor peso posible. Para ello ha contado con la ayuda del entrenador Don Saladino, en quien confía desde hace años y quien ha desvelado las principales claves que sigue la actriz para estar tan estupenda.

Lejos de la creencia de que para adelgazar hay que comer menos, Blake apuesta por no contar las calorías que come, y es que con los años ha conseguido entrenar a su metabolismo para que queme las calorías que consume de más. Para ello apuesta por comer solo cosas de alta calidad: frescas, ricas en nutrientes y alejadas de los procesamientos industriales.
57e4f4e2c9ef941705c7ad5a

El entrenador de Blake Lively descubre los secretos de su ‘sencilla dieta’

Es decir, la intérprete sólo come “cosas orgánicas, equilibrando comidas que contengan proteína, verduras, frutas y alimentos de lenta combustión de energía”, explica Don. Además de la calidad de los ingredientes la rubia apuesta por hacer ella misma sus platos, ya que así puede controlar todo el proceso.

Como todas las personas, Blake Lively también se permite un capricho de vez en cuando, tal y como marca la regla del “80-20”, según la cual un 80 por ciento de la semana hay que mantener el control, para disfrutar de lo que se quiera durante el otro 20 por ciento. Para la protagonista de “The Shallows" estos pequeños caprichos vienen en forma de pizza o pasta.
Otro truco consiste en no pasar hambre, algo que puede sonar obvio pero que no lo es, y es que muchas personas dejan pasar tanto tiempo entre comida y comida que al final acaban dándose un “atracón”.

Esta alimentación sana tiene que ir de la mano de una actividad física constante y adecuada al cuerpo de cada uno. En el caso de la actriz, ella entrena entre cinco y seis días a la semana una cifra que puede parecer muy alta pero que no lo es, y es que el simple hecho de caminar 30 minutos al día basta para mantener el cuerpo activo.
tracking