Revista Mía

El cambio radical de Lily Collins

La actriz se tiñe la melena de rojo intenso.

Etiquetas:

Los cambios radicales de look cada vez están más de moda entre las famosas, especialmente entre las más jóvenes. Pasar de una melena azabache a una rubio platino, o lucir todos los colores del arcoíris en el cabello, es una de las tendencias de rabiosa actualidad, algo que en gran medida ha posibilitado el auge de las pelucas.
Una de las últimas famosas en apuntarse a esta moda del cambio radical ha sido la actriz Lily Collins, hija del afamado músico británico Phil Collins. Lily sorprendió durante la promoción de su último proyecto ‘The Last Tycoon’ con un intenso color rojo en su melena midi ligeramente ondulada. La actriz británica, de 27 años, había lucido hasta el momento una gama de tonos que iban del moreno intenso al castaño medio. Sin embargo, parece que ahora ha querido dar a su imagen un toque más transgresor.
A pesar de este cambio radical de look, Lily Collins ha mantenido uno de sus sellos de imagen, sus pronunciadas cejas. La hija de Phil Collins las ha mantenido en su tono natural, lo que, en contraste con su melena roja, potencia aún más su mirada. La única pega de estos cambios de look puede ser que determinados tonos no encajen a la hora de rodar nuevos proyectos o que, a la larga, acaben resultando aburridos. Nada que no se pueda arreglar con un nuevo cambio.
tracking