Revista Mía

Bimba Bosé reaparece luciendo sonrisa tras su dura confesión

La modelo ha ejercido de embajadora en una fiesta organizada por una conocida marca de Whisky  en la capital madrileña.

Anoche, distintas personalidades del mundo celebrity, se reunían en la capital madrileña para celebrar la llegada del verano de la mano de una conocida marca de Whisky en una multitudinaria fiesta en la Real Fábrica de Tapices.
Con una sonrisa de oreja a oreja, la embajadora de la fiesta, Bimba Bosé, a quien detectaron un cáncer de mama en el año 2014 del cual ha confesado recientemente no haber llegado a recuperarse y que ha degenerado en una metástasis de huesos, hígado y cerebro, quiso desdramatizar su situación y los últimos titulares referentes a su actual estado de salud, justificando así, que, aunque sigue batallando contra el cáncer, se encuentra bien.
Ella, que aseguraba recientemente que “cáncer y metástasis son palabras que no le daban miedo”, no ha dejado de trabajar desde que le diagnosticaran el primer tumor hace dos años. Bimba, que dice no haber “tenido nunca una recaída” porque nunca ha llegado a recuperarse, está encarando con una energía y una entereza de la que incluso ella misma se sorprende, su dura enfermedad.
Para afrontarla, la modelo recibe un gran apoyo no sólo de su familia, sus dos hijas y sus amigos, sino además, en su amigo de siempre David Delfín, que fue operado hace meses de tres tumores cerebrales y se ha convertido en el mejor compañero de batalla. Por el momento sus únicos planes son seguir en el sur, donde desde hace un par de semanas se ha instalado.
tracking