Revista Mía

Trucos para dar más luz a tu hogar

Aunque en tu casa tengas habitaciones en la que no entra mucha luz, existen trucos sencillos para que esas zonas sean más luminosa.

Aunque en tu casa tengas habitaciones en la que no entra mucha luz o en la que haya varios rincones o pasillos oscuros, existen trucos sencillos para que esas zonas sean más luminosas potenciando los muebles y objetos. Apunta estas ideas.
- Los muebles claros y barnizados reflejan la luz y aportan luminosidad. Si tienes que elegir muebles hazlo de maderas en tonalidades claras como el pino, el maple o arce, abedul, haya, chopo o fresno. Combinadas con el color blanco de las paredes aportan gran luminosidad a las habitaciones, además de mucha calidez. Para la tarima estos tipos de madera también son muy aconsejables ya que darán amplitud a la casa: pide consejo a los profesionales.
- Las cortinas y estores, además de vestir la casa, tamizan la luz y crean efectos de color, de luz y sombra. Aprovecha sus efectos para crear estancias luminosas y muy acogedoras. Los estores y cortinas de color blanco impiden el paso del calor en verano, pero dejan pasar la luz. Si son estampados en colores suaves darán alegría a la habitación, permitiéndote además preservar la intimidad de tu hogar. Además las telas del sofá, butacas y sillones en tonos claros y naturales, marfil, blanco, beige, rosa palo, tonos pastel, pondrán el toque de color sin apelmazar.Si añades detalles u objetos en colores vivos alegrarás la habitación sin recargar el ambiente. Ten en cuenta que la abundancia de muebles resta sensación de luminosidad y rompe el equilibrio de la habitación.
- Paredes que separan pero iluminan: si tienes una habitación interior puedes crear dos ambientes e independizarla aportando luz a través de una pared de pavés o panel de cristal. Opciones como las ventanas "pasaplatos", de una cocina a un salón, dan luz y son una elección muy decorativa.
- Los espejos reflejan la luz. Ponlos en la pared enfrentada a la ventana para duplicar la luz del sol: multiplicarás las dimensiones. Este efecto también lo puedes crear en los pasillos, redireccionando la luz natural o la artificial a través de los espejos.
- Si pintas una pared de un tono más oscuro, gris o beige, y el resto en un tono más claro o blanco, potenciarás la decoración de la pared pintada de oscuro y las demás destacarán por su claridad.
- Las puertas "comen" espacio y luz: mejor si son de colores claros o están pintadas de blanco y son más prácticas si son correderas.
- Los muebles auxiliares y objetos de metacrilato y cristal dejan pasar la luz, la reflejan y son perfectos para crear ambientes ligeros.
tracking