Revista Mía
57e4f4e1c9ef941705c7a884

3 ideas para viajar más barato

¿Has decidido quedarte en casa porque no tienes presupuesto para las vacaciones? Siempre hay formas de que te salgan más baratas. Te contamos algunas.

¿Has decidido quedarte en casa porque no tienes presupuesto para las vacaciones? Siempre hay formas de que te salgan más baratas. Solo tienes que poner en práctica los trucos que aquí te contamos.

Tu casa por la mía

El intercambio de vivienda es una de las mejores fórmulas para abaratar las vacaciones. Para apuntarte, primero tienes que registrarte en una plataforma, pagar una cuota anual de unos 130 € (algunas permiten por periodos más cortos), que será la única cantidad que abones, dar el máximo de datos posibles de tu casa e indicar qué países y durante qué fechas te gustaría efectuar ese trueque.
Viajar es caro cuando el presupuesto sale de un único bolsillo. Pero hay formas de ahorrar. Nos las da la comunidad de usuarios de Tripadvisor.
1. Evitar volar durante los primeros y últimos días de las vacaciones escolares.
2. Elegir ciudades con museos y actividades que sean gratuitas para los niños.
3. Optar por los resort todo incluido: sabrás de antemano lo que pueden costar tus vacaciones.
4. En destinos de playa donde los restaurantes y bares tienen un precio desorbitado, llévate bocadillos y snacks de casa, como barras de proteína, galletas, mezcla de frutos secos, etc.
5. Hacer un picnic en vez de ir a restaurantes, es mucho menos costoso, y a menudo más divertido.
6. Recopilar recuerdos en vez de comprarlos. Buscar artículos específicos, como conchas de cada playa o mapas de las oficinas de información turística.
Índia, China, Japón, las islas Maldivas... Son destinos de lo más apetecibles, pero prohibitivos en temporada alta. Lidia Carrión, asesora experta de Pangea, la tienda de viajes, nos da algunos consejos para conseguir viajar a lugares exóticos a bajo precio.
1. Reserva los vuelos en martes, son los días más baratos.
2. Si viajas fuera de Europa, reserva con 5 meses de antelación, si es por el continente, hazlo con un mes.
3. Elige aeropuertos alejados de las capitales o de ciudades principales, es más barato.
4. Si no tienes reparo alguno puedes alojarte en casas de locales de forma gratuita gracias a webs como www.couchsurfing.org o www.workaway.info. Además de conseguir alojamiento, harás amigos y puede que hasta consigas un guía para la ciudad by the face.
5. Si lo tuyo no es compartir, mejor elige un apartamento o guesthouse. Si te dan la opción de cocinar, te puedes ahorrar unos eurillos y seguir comiendo caliente.
6. ¿Quieres vivir una aventura de verdad? Si viajas en grupo de cuatro, una autocaravana puede ser la manera de ahorrar en alojamiento y no perder ni un minuto de tu viaje.
6. Llegar hasta un lugar idílico y exótico no suele ser barato, pero puedes ahorrarte unos eurillos en el avión si viajas en horarios poco comerciales. Alguna vez te tocará dormir en el avión, ¡y te habrás ahorrado otra noche de hotel!
7. En el destino, lo mejor es que te muevas en una bici (si la ciudad lo permite), en transporte público o andando, gracias a aplicaciones como Wikiloc, que te recomiendan rutas, distancia, dificultad y esfuerzo.
8. En algunas partes del mundo la comida es realmente barata y muy rica y variada, como en Asia, pero no es así en todo el mundo. Para encontrar los mejores precios lo mejor es elegir puestos callejeros.
9. Siempre viene bien leer en una guía estilo Lonely Planet, alguno de los consejos que dan para ahorrar.
10. También puedes contratar un guía local. Ellos conocen el terreno y en muchos lugares se puede negociar el precio. ¡Regatea hasta la extenuación! Si le echas cara, puedes hacerte amigo de un local que te enseñe la ciudad y, si tienes suerte, igual te invita a comer.
tracking