Revista Mía
577244bbbe4db00a06b68f43

Consejos para cuidar tus labios

¿Quieres presumir de una boca cuidada y carnosa? Sigue nuestras indicaciones para conseguir unos labios 'deliciosos'.

¿Hay algo más sexy que una boca cuidada, carnosa y perfecta? Sigue a rajatabla estas recomendaciones de los expertos del salón Blow Dry Bar y disfruta este verano de unos labios diez.

Toma a diario de 6 a 8 vasos de agua. Es imprescindible para mantener una correcta humedad en esta zona y parar las grietas.
Al pasar la lengua por ellos, la saliva elimina cualquier protección y lo único que consigues es irritar la zona.
Hay múltiples opciones para exfoliar: mezcla aceite de oliva o de almendras con azúcar moreno o recurre al viejo truco del cepillo de dientes. Si están muy afectados (agrietados), usa una gasa impregnada con aceite de rosa mosqueta. Es un excelente dos en uno: elimina las células muertas y regenera la piel.
Recurre a lo mejor de la despensa: aceite de oliva, pulpa de aguacate, aceite de ricino, manteca de cerdo...
Cuando los notes chamuscados, pon una rodaja de pepino sobre ellos (actúa a modo de aftersun). Transcurridos 10 minutos, retira y aplica una capa contundente de miel.
Después de una noche de excesos, necesitan, como el rostro, una recuperación exprés. Embadúrnalos con mascarilla facial. La sensación de confort será inigualable.
Aunque hayas oído que morder una guindilla te pondrá boquita de piñón, abstente, porque aunque es un recurso exprés produce heridas y agrava las grietas profundas.
Evita que la pasta y el enjuague bucal se posen sobre los labios. Ambos productos pueden contener flúor, una sustancia que agrede a la mucosa.
Y si quieres conocer todos los pasos para que tu boca esté perfecta en cualquier ocasión, visita nuestra galería "9 claves para unos labios diez".
tracking