Revista Mía

Aprende a usar la tarjeta de crédito con cabeza

Descubre las claves para pagar a plazos y ahorrarte intereses tras las compras de Navidad.

Autor: HelpMyCash
Cuando llega la Navidad son muchas las personas que recurren a las tarjetas de crédito para financiar sus compras y obtener un extra de liquidez. De hecho este año gastaremos un 4 % más que durante las Navidades del año pasado, un total de 682 euros de presupuesto medio, de acuerdo con un estudio de Deloitte.
Si bien financiar los gastos de las fiestas nos permite poder tener gastos puntuales mayores e ir reembolsándolos en cómodas cuotas, su mal uso puede hacer que paguemos más intereses de la cuenta.
Si estás pensando en aplazar tus compras de diciembre con latarjeta de crédito, estas son las claves para pagar a plazos y no ahogarnos en intereses.

Cambiar la forma de reembolso predeterminada

La gran mayoría de las tarjetas de crédito tienen el pago mínimo aplazado como forma de reembolso por defecto. Devolverlo con la cuota mínima significa que cada mes podríamos pagar solo 20 euros para reembolsar las compras, pero el plazo se alargaría infinitamente y también lo harían los intereses.
Por esta razón, antes de comenzar a realizar las compras, debes cambiar la forma de reembolso a una cuota fija más elevada si quieres pagarlo a plazos o simplemente escoger el pago diferido que te permitirá pagar las compras de diciembre a principios de enero sin pagar intereses.
Mientras más largo sea el plazo más intereses se generarán. Esta debe ser la regla número uno al pagar a plazos. Es por esto que hay que escoger una cuota lo más alta posible – siempre dentro de tu posibilidades – para acortar al máximo el plazo.
Por ejemplo, si financias los 682 euros de gasto medio previsto para estas fiestas con una tarjeta de crédito al 24 % durante 6 meses, se generarían 48 euros en intereses, pagarías una cuota de 122 euros al mes y serían en total 730 euros. En cambio, si este mismo gasto lo divides en 18 meses, aunque la mensualidad fuese de 45 euros, los intereses generados serían de 136 euros y pagarías 818 euros en total.
Por último, y no por ello menos importante, es aconsejable no financiar todos los gastos que realices durante Navidad. Lo recomendable es dividir e intercambiar el uso de la tarjeta de de débito con la de crédito para pagar una parte con los fondos de tu cuenta corriente y financiar solo una fracción de tus compras.
Así si solo financias la mitad del presupuesto (682 euros) para estas fechas, 341 euros, y lo pagas en 6 meses al 24 %, solo se generarían 25 euros en intereses y pagarías una cuota de 60 euros.
Siguiendo estas tres simples reglas a la hora de financiar nuestras compras podrás dividir nuestros gastos de Navidad sin que ello nos pase factura al comienzo del próximo año y pagando lo mínimo en intereses posible.

Etiquetas:

tracking