Revista Mía

¿Qué pasa si no pago?

Además de que muchas compañías pueden incluir tus datos en un fichero
 de morosos (sin importar la cantidad que debas), también pueden cortarte el servicio (la luz, el agua, el teléfono, el gas...). Pero, ¿cuándo? 
Estos son los plazos de los que dispones.

Teléfono fijo

Según los Art. 19 y 20 del RD 899/2009, si pasas un mes sin pagar el teléfono la compañía podrá suspender la línea, siempre previo aviso (y si reclamas, ellos son quienes tendrán que demostrar que lo han hecho), aunque podrás recibir llamadas durante dos meses.
Si persiste el impago, la suspenderán por completo y podrán cancelar tu contrato. Si pagas antes, te restablecerán el servicio.
Como el servicio suele venir combinado con la telefonía fija, los pasos y las acciones a tomar son las mismas. Si pagas antes de agotar los plazos, recuperarás el servicio, pero Antonio Gallardo, de iAhorro, aconseja pagar siempre directamente a la compañía, no al banco (pueden tardar en dar la orden de pago a la empresa y que, aunque hayas pagado, tengas que sufrir las consecuencias).
No hay una regulación común, la fija cada compañía. “En general” -dice Gallardo-, “te notifican por teléfono o SMS en 5-7 días desde el impago y se te da un plazo corto (una semana) antes de aplicar un corte en la línea”, aunque podrás recibir llamadas.
Pasado ese plazo, te volverán a avisar por escrito y en unos 15 días suspenderán la línea por completo. Algunas compañías cobran un interés por demora y los gastos derivados del impago; por ejemplo, por notificártelo. Según denuncia FACUA, por ese simple mensaje, Vodafone, Orange y Jazztel te cobran 21,78 €. 
Que Movistar te suspenda la línea te costará 30,25 €.
El plazo para pagar es de unos 20 días desde que se emite la factura, dice el experto. Si no lo haces, “lo normal es que se vuelva a notificar el recibo con un plazo mucho más corto para su pago y anticipando las consecuencias de no hacerlo”, explica.
Si no pagas, te avisarán, esta vez por correo postal certificado con acuse de recibo, de cuándo procederán a cortarte la luz.
Este plazo no puede ser inferior a dos meses (y no pueden cortarte la luz en festivo). Ellos se harán cargo de los gastos de desconexión, pero para volver a dar de alta el servicio te cobrarán lo que les debes y el cargo por reenganche (a partir de los 70 €).
Tienes un margen de 20 días desde la emisión de la factura para pagar. Luego te notifican el impago, dándote un pequeño plazo más y, por último, pasados dos meses y tras un aviso con carácter certificado, podrán cortarte el gas (el mismo proceso que con la luz).
Como está establecido en el Art. 57 del RD 1434/2002, para volver a instalarlo deberás abonar “una cantidad equivalente al doble” del enganche “como compensación por los gastos de desconexión”.

Aunque depende de 
la compañía, lo más normal, según el experto, es que te corten el suministro si transcurren 15 días naturales desde la emisión de la factura y no la has abonado. Tras ese periodo, te volverán a hacer un requerimiento y tendrás quince días más para pagar. “Pasados tres meses se puede rescindir el contrato y proceder a la condena de la acometida (retirar el tubo que lleva el agua a la vivienda)”, dice. Que lo vuelvan a instalar cuesta, de media, unos 140 €.

Etiquetas:

tracking