Revista Mía

Haz que tu gato se sienta feliz en casa

¿Crees que tu gato no es feliz porque no sale de casa? Lo que no le gusta es estar solo o que su comida no esté a su gusto.

Para que tu gato s">e sienta feliz en casa debes tener en cuenta las necesidades físicas y el carácter de tu mascota. Un gato se conforma con que sus necesidades básicas estén bien cubiertas. Cuando pensamos que si no sale a la calle no será feliz del todo lo estamos humanizando. Llénale de atenciones y juegos y será el gato más dichoso del mundo y tú estarás tranquila sabiéndolo y alejándole de los peligros del exterior.

Su espacio vital

Para un cazador solitario como el gato, vivir en una casa puede ser una condena solo si no dispone de una zona que se adapte a sus necesidades. Debe contar con un lugar propio donde descansar alejado de ruidos y protegido de corrientes, con su comida siempre fresca (si no lo está no la comerá) y agua limpia a su disposición.
Es un elemento imprescindible para un gato y es importante acostumbrarlo desde pequeño a utilizarlo. Su cajón debe estar siempre limpio porque son extremadamente sensibles al olor y necesitan un ambiente inmaculado para estar a gusto.
El juego no es solo una forma natural de conocer su entorno, también es la manera que tiene de liberar energía. Por eso conviene que le proporciones a tu minino un pequeño gimnasio en casa, así podrá trepar y saltar sin problemas cuando quiera. Cuelga de alguna parte unos cuantos ovillos o lazos de colores, ¡le encantarán!
Tu gato puede estar solo en casa, pero solo un par de días y siempre que tomes las debidas precauciones. Sobre todo debes proporcionarle una buena cantidad de agua en un recipiente que no pueda volcar y dos raciones más de comida de las habituales. Deja además su caja de arena limpia antes de irte o coloca más de una. No debe quedarse a oscuras, necesita luz natural y, para evitar que haga alguna travesura, deja cerradas las puertas de las habitaciones donde no deba entrar.

Etiquetas:

tracking