Revista Mía

¿Cuándo es posible reclamar las comisiones bancarias?

Descúbrelo todo sobre las comisiones bancarias.

Autor: HelpMyCash
Pagar por todos y cada uno de los servicios que nos presta un banco puede suponer una gran suma de dinero al final de cada año. Las comisiones bancarias cada vez son más caras y están respaldadas por el Banco de España, quien prácticamente ha dado barra libre a las entidades para que cobren lo que quieran. Ahora bien , si conocemos nuestros derechos y cómo está el mercado podremos evitar pagar decenas de euros. Veamos en que situaciones el banco no debería cobrarnos por una cuenta.

Si tenemos la nómina domiciliada

La normativa no prohíbe el cobro de comisiones por mucho que el cliente domicilie la nómina, sin embargo, hoy en día la mayoría de los bancos no aplican comisiones de administración ni mantenimiento si disponemos de una cuenta nómina y cumplimos con todos los requisitos solicitados.
Así que está en nuestras manos comparar las distintas cuentas para evitar pagar por una cuenta nómina.
Desde el año 2012, fecha en la que el Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones (DCMR) modificó la normativa general de transparencia y de crédito al consumo, las cuentas vinculadas a préstamos, hipotecas o depósitos bancarios pueden incluir comisiones. Sin embargo, solo lo pueden hacer si nos lo han notificado con un documento específico donde se determine el importe y estas no se podrán modificar durante el plazo en el que dure el producto vinculado a esta. En caso contrario, podremos reclamar el dinero.
En caso de que estemos vinculados a un banco y aportamos cantidades considerables de dinero, la entidad tampoco debería cobrarnos comisiones por la operativa básica. El hecho de estar más vinculados con la entidad y aportarles dinero de forma regular debería asegurarnos, como mínimo, la ausencia de las comisiones.
Los bancos son libres de modificar las condiciones de la cuenta bancaria que habíamos contratado originalmente, es decir, si la cuenta era gratuita, puede dejar de serlo en cualquier momento. Sin embargo, deben notificarlo con un mínimo de 2 meses de antelación. Con este plazo, en caso de que no estuviésemos de acuerdo con las nuevas condiciones, tendríamos tiempo de cancelar la cuenta y buscar una nueva cuenta sin comisiones.
Si tenemos una cuenta contratada y creemos que no nos deberían cobrar por ella, deberíamos ponernos en contacto con la entidad y apelar su obligación de acatar el código de buenas prácticas bancarias y exigir que nos retire las comisiones. Si se niega podemos proceder a realizar una reclamación por escrito al servicio de atención al cliente de la entidad y después al Banco de España, tal como se explica en la guía gratuita: ‘Cómo reclamar a un banco’.
Por: HelpMyCash.
tracking