Revista Mía

Descubre el masaje de ayurveda

Reequilibra energías y limpia toxinas del cuerpo y la mente. Esta técnica procedente de la India te ayudará a mejorar tu estado físico general.

"Conocimiento de la vida" es el significado de esta técnica indú que esta tomando fuerza entre la extensa oferta de masajes que existen. Las variedades de esta "cura mental y corporal" son múltiples y dependen del tipo de piel de la persona, como se catalogue según su estado de ánimo y la energía que desprende así como la zona escogida para tratar.
La atmósfera que envuelve este tratamiento es cálida y agradable, con aroma a canela y suave música relajante. Se recomienda no ir recien comido pues en el masaje tipo Abhyanga se provoca un despertar corporal y es necesario haber hecho la digestión.
Se basa en cinco fases, cada una para tratar una zona determinada del cuerpo (la espalda-en posición sentada, la zona lumbar y tercio inferior del cuerpo, pecho, triga y zona delante, laterales-en posición fetal y finalmente relajación corporal completa y craneal).
De una hora de duración, los aceites utilizados suelen ser de sésamo y coco para pieles normales o personas que no han realizado un test previo para conocer en que clasificiación están. Pero también se utilizan aceites de: oliva, mostaza o manteca, siempre de producción ecológica, sin químicos ni transgénicos.

¿En qué te ayuda el ayurveda?

Los beneficios específicos de un masaje Ayurveda son entre otros el alivio de migrañas, una mejora de la flexibilidad y del tono muscular, la relajación de hombros y cuello, mejora de la circulación y el bienestar emocional que te confiere estar relajada y receptiva a la relajación.
Desde los pies hasta las puntas del cabello, todas las zonas corporales reciben esta limpieza.
Primero se trabaja cada zona del cuerpo y progresivamente se van unificando zonas para crear un movimiento de reunificación. Además el ritmo que siguen las manos aumenta de manera progresiva generando un calor corporal intenso, aunque agradable.
Se puede experimentar a dos o a cuatro manos, aunque siempre es mejor el último caso porque de esta forma se pueden trabajar los extremos del cuerpo a la misma vez. 
Por último, no hay que olvidar que esta técnica de la ayurveda se sostiene en diferentes elementos, el aire, el agua y el fuego, organizados según tres sistemas: vata (sistema nervioso y hormonal), pitta (digestivo) y kapha (fludios).
Una experiencia 100 % recomendable para conseguir un resultado completo. Las mujeres en la India lo practican semanalmente, por lo que se recomienda someterse a ello de forma asidua. Como complemento, los masajes craneales ayudan de manera efectiva a liberar tensiones y problemas emocionales.
tracking