Revista Mía

Por qué debes empezar a proteger tu piel del sol

Estas son las razones por las que el protector solar debe convertirse en tu aliado desde ya.

Aun no ha empezado el verano, pero la meteorología ya no es la de invierno. La temperatura es más elevada y sobre todo, tenemos más horas de luz y el sol brilla con más intensidad. Aunque todavía no estés tumbada bajo el sol o disfrutando al aire libre, el sol ya está impactando en tu piel sin darte cuenta, así que debes empezar a tomar medidas ya para no excederte y que después del verano tu piel no necesite cuidados intensivos.

Claves para proteger tu piel del sol

Lo principal es el filtro solar. Si tu crema de día no lo incluye, debes hacerte con una ya y preferiblemente usarla todo el año, pues aunque no lo parezca los rayos del sol impactan en la piel incluso en invierno, ejerciendo así un daño continuado durante todo el año. Y olvida el mito de que las cremas con filtro solar son grasas, pues actualmente hay muchas fórmulas oilfree y ligeras.
Con un filtro solar no solo evitarás quemaduras en la piel sino los efectos oxidantes que día a día, incluso con poca exposición, el sol ejerce: envejecimiento prematuro de la piel, falta de tersura, arrugas más pronunciadas, manchas… Y si se tiene la piel sensible, es posible que la exposición al sol sin protección empeore la situación y vuelva la piel más reactiva.
Si te sueles aplicar fondo de maquillaje, otra opción es utilizar bases de maquillaje con filtro solar. El color y las propiedades de la base son las mismas, lo único es que se añade un escudo que protege a tu piel de los efectos negativos del sol. También hay BB Creams y CC Creams que incorporan protección solar, así que hay excusa para no encontrar el formato que más nos convengan.
Si en alguna zona visible, como rostro, cuello, escote o brazos, tienes una cicatriz visible, es conveniente incrementar la protección solar en esa parte, pues la cicatriz se pigmentará más que el resto de la piel y resaltará más. Además, esto puede hacer que si quieres atenuarla con cosméticos o tratamientos químicos sea más difícil. En este caso lo mejor es complementar el filtro solar en crema con un stick fotoprotector para cubrir solo esa zona y crear una película protectora que dura más horas y resiste mejor el sudor y la polución.
Por: Mónica Lizondo, farmacéutica y cofundadora de Farmaconfianza.
tracking