Revista Mía

Dudas sobre el permiso de maternidad

El cuándo, cuánto o dónde siempre parece que generan confusión. Cuándo empieza exactamente, a cuánto asciende la prestación o dónde hay que solicitarla. Te lo aclaramos.

Con la introducción este año de la nueva normativa relativa al permiso de paternidad, el tema vuelve a estar de actualidad y, con él, vienen las dudas. Empecemos por el principio; porque antes incluso de dar a luz, la ley ya protege a la madre.   

Las revisiones necesarias

Puedes ir al médico para los exámenes prenatales “todas las veces necesarias por el tiempo indispensable”, dice Rosa López, socia de ABA Abogadas. Aunque no haya un permiso concreto para ello, todas estas salidas están justificadas y retribuidas. Cuando el médico considere que ya no estás en condiciones de trabajar, te dará la baja médica (que no supondrá haber empezado a utilizar el permiso, sino que es independiente).

Para disfrutar de la baja maternal (igual que la de paternidad) es preciso estar afiliada a la Seguridad Social y dada de alta y haber cotizado al menos 180 días en los 7 años inmediatamente anteriores o bien 360 días a lo largo de toda la vida laboral. Solo si se es menor de 21 años no se exigirá ese periodo mínimo de cotización y si la madre tiene entre 21 y 26 años, solo le hará falta tener cotizados 90 días en los últimos 7 años o 180 en total. Por supuesto, esta prestación equivale al 100 % de la base de cotización. En caso de que no se llegue al mínimo de cotización, “las madres tendrán derecho a un subsidio no contributivo durante los 42 días naturales siguientes al parto, equivalentes al 100 % del IPREM (Indicador Público de Renta a Efectos Múltiples)”, dice la abogada. En este momento es de 17,75 € por día.
Las madres tienen derecho a un permiso de 16 semanas (y dos más por cada hijo en caso de parto o adopción múltiple). Las 6 semanas inmediatas al parto son obligatorias e ininterrumpidas. Las 10 restantes pueden disfrutarse antes o después del parto, y pueden transferirse al padre o compartirse de manera simultánea (por ejemplo, disfrutaríais de 5 semanas al mismo tiempo). La prestación se solicita tras el parto en una oficina del Instituto Nacional de la Seguridad Social (con el certificado emitido por la empresa, el informe médico, la documentación personal y libro de familia, etc.).
Pueden, “pero si fuese injustificado se consideraría nulo y tendrías derecho a volver a tu puesto de trabajo si el despido se hubiera producido en los nueve meses posteriores al parto”, aclara la abogada. Esta anulación sería automática si la empresa no puede aportar una causa objetiva para el despido; tú no tendrías que demostrar nada.

Para Hacienda, sí. "Por vía judicial hay dos sentencias contradictorias”, explica López, pero hasta que no se pronuncie el Tribunal Supremo y “unifique la doctrina”, hay que seguir declarándolo.
Este año ha entrado en vigor la nueva normativa, por la cual aquellos hombres que hayan sido padres en 2017 podrán disfrutar de 4 semanas de permiso frente a los 15 días que tenían hasta ahora (2 por nacimiento y 13 de baja). Esta baja laboral no es obligatoria.
Si se coge, se puede disfrutar en régimen de jornada completa o parcial (previo acuerdo con la empresa), pero de manera ininterrumpida (se puede iniciar desde el parto hasta el fin del permiso de la madre).
Los requisitos para el padre son que haya cotizado 180 días dentro de los 7 años previos a tener el hijo o bien 360 a lo largo de toda su vida laboral (en este caso, sin excepciones por edad).

tracking