Revista Mía

Encuentra las ofertas invisibles de empleo

¿Sabías que el 75 % de los puestos de trabajo vacantes no se hace público? Conocer este dato puede hacer cambiar tu estrategia a la hora de buscar. Si quieres descubrir esa gran bolsa oculta, pon a funcionar tu red de contactos.

El 75% de las ofertas están ocultas

Si el mundo laboral fuera claro y diáfano, la mecánica de buscar trabajo sería muy sencilla: navegas en los portales de empleo, eliges aquella oferta que encaje con tu perfil profesional y escribes o llamas proponiendo tu candidatura. Luego esperarías respuesta, confiando en que todo lo que se publica es todo lo que hay.
Pero lo cierto es que el mercado se parece más a un iceberg: solo hay una pequeña parte visible, el resto, el 75 % de las ofertas según un estudio de Lee Hecht Harrison (LHH), se mantiene oculto.
Son vacantes que las empresas prefieren no hacer públicas porque las cubren acudiendo a sus propias fuentes de reclutamiento: bases de datos, intermediarios o referencias de personas de confianza.
Cuanto más cualificado sea un puesto a cubrir, más invisible será a los ojos de los que insistentemente buscan empleo.
¿Por qué las empresas ocultan sus ofertas de empleo? Para Macarena Serrano, directora Regional de LHH, tiene que ver con la estrategia empresarial.
“Hay compañías que lo hacen por motivos de confidencialidad, no quieren desvelar a la competencia hacia dónde encaminan sus pasos”. Otras, porque prefieren recurrir a candidatos con referencia en lugar de a desconocidos, debido “al tipo de información que deben manejar” y a que estos trabajadores “se adaptan más rápido que los que tienen que partir de cero y suponen un ahorro en formación y tiempo”.
Igualmente, cuando se trata de directivos, muchas empresas recurren a la búsqueda directa o contratan el servicio de un headhunter (buscador de talento) “para que identifique la persona clave que necesita la empresa”.
Otra razón por la que el mercado oculto ha crecido es la crisis: “Las empresas han recortado gastos en la externalización de procesos de selección, a lo que hay que añadir que en una coyuntura donde lo habitual es despedir, las organizaciones prefieren no hacer pública la contratación de nuevo personal, aunque sea de perfiles diferentes, por el malestar que pudiera generar en sus plantillas”, apunta Serrano.

Este es el quid de la cuestión. La vía de acceso más efectiva es a través del networking.
“Activar esta red de contactos acelera la incorporación laboral, ya que permite acceder a información sobre el mercado, tendencias y oportunidades”, opina la directora regional de LHH.
Para que sea efectiva, es necesario saber utilizarla correctamente. “El networking plantea una relación de ventaja recíproca”, es decir, para recibir información de interés tú también debes aportarla, explica Macarena Serrano.
Hay que crear las oportunidades de ver y ser visto y elaborar una lista de lugares propicios para crear lazos: congresos, ferias, comunidades virtuales y redes sociales profesionales.
“La meta es tener nuevos contactos que nos ayuden a acercarnos al puesto de trabajo o a la oferta antes de que salga al mercado”, puntualiza. Otra buena herramienta, según Macarena Serrano, es la candidatura espontánea: “Es una carta que se envía al jefe directo o responsable de la contratación, con nombre y apellido. Con el fin de encontrar ‘el gancho’ para vender tu perfil profesional, primero hay que estudiar en profundidad la organización”.
A pesar de la inaccesibilidad de este mercado oculto, el 63 % de las personas que se recolocan consiguen llegar hasta él.
De ese total, el 45 % lo ha hecho mediante candidatura espontánea o networking, según un estudio de Lee Hecht Harrison.
En España aún se cree que acceder a un trabajo mediante una red de contactos está ligado al enchufismo, pero, al contrario de lo que se piensa, trata de cómo generar una red de aliados que nos ayuden a conseguir los objetivos en una relación win to win (en la que las dos partes sacan partido)”, afirma la directora regional de esta consultora de RR.HH.
tracking