Revista Mía

¿Qué debe tener una cervecería para ser la mejor?

Analizamos las características que debe tener una cervecería para ser la mejor.

1. Personal cualificado

Una cosa hay que saber, ">no todas las personas que trabajan en un bar tienen que ser expertos en tirar una caña o conocer todos los tipos que hay, por muchos años en el mundo de la hostelería que lleven.

Además, no todo el personal tiene que entender de cervezas, por eso, es recomendable que al menos uno tenga un mínimo conocimiento sobre esta bebida para poder ayudar al cliente en caso de duda. Es probable que cuanto más sepamos, más cerveza vendamos.

A grandes rasgos se distinguen 3 grandes familias cerveceras: Ale, Lager y Lambic. Se distinguen sobre todo gracias a la manera en la que se fermentan; a alta temperatura, a baja temperatura y y de fermentación espontánea respectivamente. Las ALE son cervezas que se siguen elaborando en su mayor parte en Reino Unido, Alemania y Bélgica, son más afrutadas y tienen bastante cuerpo. Las cervezas LAGER surgieron a partir del siglo XIX suelen ser más ligeras, suaves y refrescantes, típicas del sur de Europa. Y por último las LAMBIC que se producen con levaduras ambientales, suelen ser de larga maduración, secas y un pelín ácidas. No son fáciles de encontrar.
58ff51755cafe8af9e3c986e

Camarero sirviendo una caña.

¿Sabes identificar cuando una caña está bien tirada? Esto es algo que un buen bebedor de cerveza examina con lupa. Una cerveza bien tirada tiene que salir del grifo a la velocidad adecuada, ni muy deprisa ni muy despacio. El grifo se puede regular a la velocidad que cada uno desee, pero esto ya es opción del dueño.

La espuma debe tener al menos dos dedos de grosor, sin burbujas grandes y tan lisa como si fuese un merengue. Una caña tirada con buena espuma no debe perderla nunca. Tiene que conservarla hasta el ultimo trago haciendo círculos en el cristal. Señal de cada vez que hemos bebido.

Solo te hacen falta ocho pasos para hacerlo perfectamente: 1. Enjuaga el vaso en agua fría; 2. Abre el grifo y deshecha la espuma del principio; 3. Pon el vaso debajo del grifo en un ángulo de 45 grados; 4. Endereza el vaso lentamente y ve bajándolo hasta conseguir la espuma perfecta; 5. Cierra el grifo; 6. Quita la espuma que te sobre; 7. Enjuaga la base y los lados del vaso; 8. Coloca el vaso en un posavasos.
58ff51755cafe8af9e3c9870

Tipos de cerveza.

Ofrecer un vaso adecuado y a la temperatura correcta dependiendo del tipo de cerveza que haya elegido el cliente es cada vez más imprescindible si lo que se quiere conseguir es una experiencia totalmente satisfactoria. Cada estilo tiene su vaso o incluso cada marca de cerveza tiene su propio diseño.

La razón más importante es que según su forma, dimensiones o capacidad, el cliente podrá disfrutar al máximo de las propiedades de la cerveza escogida.

En términos generales, podríamos decir que las cervezas de fermentación alta (Ale) suelen servirse en vasos de copa ancha para apreciar sus aromas, mientras que para las de fermentación baja (Lager) se utilizarán vasos delgados y largos para favorecer la subida de las burbujas.

Por supuesto, quedan totalmente prohibidos los vasos sucios y las garras pegajosas.
tracking