Revista Mía

Claves para sacar partido a la Thermomix u otros robots de cocina similares

No dejes que se convierta en otro de esos aparatos de cocina que cogen polvo al fondo del armario después de comprarlo.

Hay pequeños detalles que pueden hacer que la convivencia en el hogar se complique. Lo es, por ejemplo, si contratar a una persona para que se encargue de las tareas de limpieza, y lo es también el hecho de adquirir o no un robot de cocina para aligerar la fase de cocinado y que esta sea encima más variada y, casi siempre, más saludable. Si es Thermomix o no es un debate a un nivel superior en el que no vamos a entrar porque no somos los jueces adecuados para mediar en esa disputa, pero en lo que sí creemos que podemos ayudar, es a la hora de mostrarte las claves más importantes para sacarle partido a este aparato para cocinar que cuando pruebes por primera vez, no querrás dejar de usarlo.
La primera clave es que la tengas siempre a mano en la cocina. Y tú dirás que esto es una tontería de grandes dimensiones, pero no será el primer utensilio de cocina que se mete al fondo del armario y, por pereza o simplemente por falta de costumbre, no se utiliza en esos días en los que todavía es la novedad, y al final acaba siendo olvidado completamente. Esto pasa con todo tipo de aparatos para cocinar; no nos digas que nunca has encontrado haciendo limpieza alguno que no sabías ni que tenías. Para que no pase con el robot, intenta tenerlo en la encimera o, como mucho, en la parte delantera de algún armario que suelas usar para cocinar.

Aprovecha todas las funciones

Por otro lado, hacer un menú semanal es una magnífica idea para sacarle mucho más partido a la Thermomix porque puedes darle prioridad a las recetas que te vengan en la memoria de la máquina o, en caso de ser antigua, en los libros de recetas especializados en robot de cocina o en internet.
No es lo mismo cocinar sobre la marcha que hacerlo con previsión, algo fundamental para utilizar mucho el robot de cocina. Y todavía es mucho más efectivo el tiempo que pases en la cocina si eres capaz de cuadrar un menú en el que incluyas recetas que puedes ir preparando de forma simultánea aprovechando las distintas funciones que tienen estos aparatos, que aprovechan el vapor de la cocción que hay en el vaso para cocinar otros ingredientes, por ejemplo.
Thermomix (Foto: iStock)

ThermomixThermomix (Foto: iStock)

Otro truco relacionado con el mencionado de la lista de la compra es atreverte a cocinar ingredientes que sin el robot de cocina no sepas preparar pero tú sabes que te gustan especialmente. Un ejemplo son aquellos platos que llevan bechamel, una elaboración que no sale a todo el mundo. Si descubres lo bien que la resuelve la Thermomix, tendrás una motivación extra para sacarle partido, y será un gancho definitivo para que descubras todo lo que puede hacer.
No te olvides, además, que los robots de cocina también elaboran repostería a un nivel tan bueno como los platos salados. Esto es algo que mucha gente olvida, o que simplemente no cree que el resultado vaya a ser el mismo. Nosotras te garantizamos que recetas como la de la tarta de zanahoria perfecta que te recomendamos no hace mucho se puede hacer de maravilla en el robot de cocina antes de rematarla de en el horno.

No pierdas el tiempo con las elaboraciones

Pero si hay una clave fundamental para ser capaz de exprimir las virtudes de esta costosa inversión -unos modelos más que otros, evidentemente-, es la de entender que pueden hacerlo absolutamente todo. Esto no es algo que entiendan los cocinillas fácilmente.
Es habitual, de hecho, verles llevar a cabo algunos pasos de las recetas que el robot de cocina puede hacer perfectamente. Una de estas funciones, por ejemplo, es la de picar la verdura. Ocurre igual con el triturado, el amasado, con cocer la pasta, montar nata o rallar aquello que necesites, lo puede hacer todo. Es completamente autónomo en la parte de elaboración. Es más, puedes utilizarlo como asistente de cocina esos días en los que no vayas a cocinar con Thermomix para ahorrar tiempo dejándole a ella algunas de las fases.
Y si lo que te hace usarla poco es la suciedad que genera, debes saber que no es ni mucho menos tan sucia como cocinar en el fuego o en la vitro durante tanto rato. Nada que una balleta, un trapo, un estropajo y, muy importante, un lavavajillas no puedan arreglar. A excepción de la parte que lleve las cuchillas, todo lo demás puedes dejar que se lave sola en este electrodoméstico que es una maravilla en cuanto al tiempo que una se ahorra.
tracking