504 Gateway Time-out

504 Gateway Time-out

Trucos para ahorrar y sacar partido al armario

Generalmente solo se utiliza un 20 % del total de prendas que tenemos en el armario. Por eso, es aconsejable rentabilizar las “prendas olvidadas”.

Ante la llegada del buen tiempo, se impone darle un aire nuevo al armario. Generalmente solo se utiliza un 20 % del total de prendas que tenemos en el armario. Por eso, es aconsejable renovarlo cuatro veces al año, rentabilizar las “prendas olvidadas” y mejorar su distribución.
Para sacar el máximo partido a este cambio y conseguir fomentar el ahorro en la estación estival, PERCENTIL.com, la tienda online de ropa de segunda mano para mujer y niños, ha elaborado una lista con consejos y recomendaciones que nos ayudarán a gestionar mejor nuestro armario esta nueva temporada:
1. Renovarlo cuatro veces al año: existen controversias con el número de veces que es más adecuado renovar el armario. La mayoría de los expertos aconseja hacerlo en dos ocasiones, al inicio del invierno y al comienzo del verano. Pero, ¿qué ocurre con las estaciones de transición al frío o al calor? Quizás una de las mejores fórmulas para optimizar el trabajo es hacer un cambio de vestuario con cada comienzo de temporada, es decir, cuatro veces al año.
2. Rentabilizar las llamadas “prendas olvidadas”: ahorrar espacio es una de las principales razones por la que los españoles optan por el cambio de armario. Para ello, el primer paso es sacar todo y hacer una selección de la ropa con la que vamos a seguir contando.
Las prendas que ya no se usan, es mejor no volverlas a guardar e intentar sacarles la mayor rentabilidad. Para ello, se puede apostar por su venta en el mercado de segunda mano a través de plataformas, una práctica que permite ganar dinero y a la vez reciclar la ropa y darle una segunda vida. Otra de las opciones más extendidas es el intercambio de prendas en ‘mercadillos caseros’ en los que un grupo de familiares, amigos o conocidos intercambia la ropa que ya no usa, pero que puede interesar a otro.
3. Apostar por una buena distribución: para conseguir la optimización del espacio, hay que organizarlo para que se pueda ver toda la ropa de un solo vistazo. Para ello, es conveniente:
- Recurrir a huecos regulables o accesorios modulares para aprovechar el espacio.
- A la hora de colocar las prendas, los jerséis y camisetas tienen mejor cabida en las baldas, mientras que los cajones son ideales para las prendas pequeñas (ropa interior o cinturones).
- Las prendas colgadas en perchas, mejor de una en una y atendiendo a la tipología porque no todas son aptas para cualquier prenda. Por ejemplo, las antideslizantes y de poca altura son las más indicadas para pantalones; para las faldas lo ideal son perchas con pinzas forradas por dentro; los tejidos de hilo o seda es mejor colgarlos en perchas acolchadas y aquellas con hombreras son las mejores para no deformar las chaquetas. Asimismo, es recomendable clasificar las prendas y subdividirlas por colores. De esta forma, será mucho más fácil encontrar una prenda sin necesidad de revolverlo todo y saber cuánta ropa tenemos de cada tipo para así plantear nuevas adquisiciones.
4. Reutilizar prendas de otras temporadas: antes de iniciar la compra de ropa para la nueva temporada, es aconsejable revisar las que tenemos de temporadas anteriores, ver cuáles podemos volver a usar y colocarlas en nuestro armario. Determinadas prendas, como las denominadas de ‘fondo de armario’ -vaqueros, pantalones negros, trench, cazadoras denim o de cuero, camisas y blusas blancas o negras- son clásicos indispensables que se pueden llevar en cualquier estación.
5. Revisar antes de guardar las prendas: es aconsejable hacer una revisión de las prendas a guardar, para ver si necesitan un repaso de costura o una visita a la tintorería, para así recoger las impecables y evitar sorpresas y posibles deterioros cuando se vuelvan a recuperar.
tracking