Revista Mía

Un misil destruye una de las cocinas de World Central Kitchen de José Andrés en Ucrania

Los voluntarios de la ONG ya han trasladado el material y los alimentos no dañados a otra cocina de la zona para continuar su labor humanitaria.

Una de las cocinas en las que World Central Kitchen, ong creada por el cocinero español José Andrés, desarrolla su actividad en Járkov, la segunda ciudad más grande de Ucrania, ha sido destruida por un misil.
En varios mensajes difundidos por Twitter, el director de World Central Kitchen, Nate Mook, ha atribuido a Rusia el ataque. Mook explica que él mismo estaba sirviendo comidas apenas unas horas antes del ataque en el lugar destruido por un misil. “Esta es la realidad aquí: cocinar es un acto de valentía heroica” dice Mook, que muestra además la violencia del ataque y los enormes daños materiales ocasionados, pero confirma también que los voluntarios de WCK y sus colaboradores locales se pusieron de inmediato manos a la obra para trasladar la comida y equipo no dañados a otra cocina de la zona con la intención de seguir prestando el servicio humanitario.
Cuatro de los voluntarios han resultado heridos y una persona no afiliada con la organización humanitaria habría perdido la vida, según informa Mook. Los heridos se encuentran en buen estado de salud, si bien al menos tres de ellos requirieron de atención médica prolongada a tenor de la imagen publicada por el propio director de WCK horas después del impacto del misil en la cocina de Járkov. Mook posa conjunto a Yulia, Liza y Yulia, tres de las heridas en el ataque militar, en la habitación del hospital en el que se recuperan de las lesiones sufridas. “¡Verdaderas heroínas!”, señala Mook sobre sus compañeras de misión humanitaria.
Por su parte, José Andrés confirma que “Todo el mundo está listo y quiere empezar a cocinar en otro sitio” en otro mensaje publicado en sus redes sociales. En su caso, desde Kiev, donde se encuentra actualmente el chef español. Desde la capital ucraniana ha querido lanzar también “un mensaje de esperanza” coincidiendo con el Domingo de Resurrección para las personas que profesan el catolicismo.

El trabajo que realiza desde hace muchos años la organización humanitaria creada con el cocinero español tiene especial visibilidad desde que fue reconocida el año pasado con el premio Princesa de Asturias de la Concordia. No en vano, el ataque a una de sus cocinas en Járkov ha hecho que se manifiesten en público personalidades como el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha deseado una “pronta recuperación” a los heridos y ha aprovechado la ocasión para reconocer la labor humanitaria del equipo de WCK. “Gracias por la inmensa y solidaria labor que realizáis para ayudar a paliar los efectos de esta cruel guerra”, ha publicado en Twitter, donde también ha recordado que “España seguirá completamente volcada con Ucrania”.
Las cocinas de WCK en Ucrania y su ayuda humanitaria en la frontera polaca no cesan, tal y como se puede observar en las distintas publicaciones posteriores al ataque con misil a uno de sus centros de trabajo en Járkov que han publicado tanto su director, Nate Mook, como la propia organización en su canales oficiales en redes sociales.
En los vídeos se aprecia a sus voluntarios repartiendo comida en la frontera de Polonia con Ucrania, donde no han cesado de trabajar desde que estalló la Guerra y llegaron los primeros refugiados, y también se puede ver cómo se llevan a cabo labores de logística en terreno ucraniano para seguir dando comidas en las distintas cocinas locales donde la ONG desarrolla su labor con la ayuda de voluntarios locales.
tracking