Revista Mía

MasterChef 10: así ha sido la noche más aciaga de un concursante

No recordamos una sola gala en la historia del show en la que un aspirante sea el peor de las tres pruebas. Luismi no tuvo su noche.

Luismi ha sido el expulsado de la novena gala de la décima edición de MasterChef 10 en la que ha sido una de las peores actuaciones individuales que se recuerdan en la misma gala de todas las ediciones del talent show de cocina.
El bombero no ha sido capaz de salvar el aprobado en ninguna de las tres pruebas de la noche, y ha completado su noche aciaga sin ni siquiera ser capaz de hacer unas sencillas patatas fritas. Pero antes de eso, en la primera prueba de la gala, tampoco tuvo su mejor actuación. Debía introducir uno de los ingredientes con olor más fuerte que existe, la pasta de arenques, y según confesó Boris Izaguirre, invitado de la noche, no había forma de encontrarla a nivel gustativo: "¿Dónde está la pasta de arenque?", le dijo a Luismi.
La prueba de exteriores tuvo lugar en Ciudad Rodrigo, donde los aspirantes tuvieron que cocinar un menú extenso, para 60 personas de la región, con productos salmantinos. El equipo azul, gracias a Adrian, salvó los muebles al cocinar muy bien el solomillo de ternera charra con salsa perigueux, pero aún así sus miembros fueron a la prueba de eliminación.
El motivo, que no se pudo sacar acompañamiento alguno con la carne. Samantha Vallejo-Nágera tuvo que disculparse en nombre del equipo, si bien fue Luismi el responsable de que no pudiera presentarse la ternera con patatas. Ni con patatas suflé, las originales del plato, ni siquiera fritas. “Estabas haciendo unas patatas suflé que no te salían. Te pedí unas patatas fritas, y tampoco las has hecho. Si alguien te ha boicoteado has sido tú, no le eches la culpa a tus compañeros que estaban ocupados en hacer otra cosa que requería mucha más técnica y complejidad que unas patatas fritas", le espetó Pepe Rodriguez al aspirante. "Asumo mi parte de responsabilidad por no haber sabido hacer las patatas, lo siento", terminó reconociendo Luismi.
El bombero tuvo la oportunidad de resarcirse en la prueba de eliminación, pero su noche se completó con un tercer desastre. Adrián, Claudia y Verónica se salvaron cocinando platos de los mejores restaurantes de nuestro país, como Dani García o Martín Berasategui. Sus compañeros les cantaban la receta mientras ellos cocinaban, y el peor de la noche fue de nuevo Luismi, incapaz de reproducir una receta de Iván Cerdeño, el cocinero de moda en España. 
Su cocinado fue caótico y muy sucio. "¡Deja de apuñalar el mármol, por favor!", le gritó uno de los miembros del jurado. Jordi Cruz fue más allá. Tuvo que acercarse hasta su puesto de cocinado porque Luismi dejó una batidora enchufada dentro del fregadero con agua. “No he visto nunca esta marranada. ¡Horroroso!", le dijo el chef 3 Estrellas Michelín.
El veredicto final, teniendo en cuenta que Luismi no tuvo su noche, fue de los menos emocionantes de la historia del programa. Estaba cantado. "No quiero llorar, quiero despedirme con una sonrisa para que me recordéis así. Gracias por la oportunidad que me habéis dado, todos ellos son mis amigos, pero quiero que gane Vero", dijo el aspirante antes de abandonar para siempre las cocinas del talent show culinario.
tracking