Revista Mía

El menú de Paco Roncero que los reyes han ofrecido en la cumbre de la OTAN

Un amplio surtido de entrantes con grandes clásicos de la gastronomía española y guiños a la cocina latina protagoniza el menú de lujo.

La gastronomía se ha convertido por méritos propios como uno de los actores secundarios de lujo de la cumbre de la OTAN en Madrid.
En la sala de prensa de Ifema, sede principal del evento, los periodistas extranjeros están encantados con la ensaladilla rusa, y Jill Biden, primera Dama de Estados Unidos, no ha dudado en acudir a uno de los muchos restaurantes famosos de la capital, el Qüenco de Pepa. Esto que sepamos, porque a buen seguro han sido otros muchos políticos y trabajadores diplomáticos los que estos días están disfrutando de la amplia y rica oferta culinaria en Madrid.
Pero, sin duda alguna, los dos platos fuertes gastronómicos de esta cita geopolítica son las cenas dirigidas, respectivamente, por Paco Roncero y el chef José Andrés. La de este último tendrá lugar este miércoles en el museo del Prado. El líder del proyecto humanitario World Central Kitchen ha aceptado la invitación de Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, anfitrión de la cena, y se pondrá al mando de un menú que probarán los miembros de la OTAN y de la Unión Europea que han acudido a Madrid. El menú de la denominada 'cena euroatlántica' "es un homenaje a todos los Food Fighters, los cocineros y voluntarios ucranianos que cada día arriesgan sus vidas para cocinar y llevar alimento a personas en zonas de guerra”, ha dicho José Andrés al respecto.

Clásicos populares en el menú de Paco Roncero

La cena que ya han disfrutado los mandatarios mundiales presentes en Madrid ha sido la organizada por los reyes de España en el Comedor de Gala del Palacio Real.
Dirigida por un cocinero de la talla de Paco Roncero, uno de los más famosos de la ciudad junto a Dabiz Muñoz, el menú ha incluido algunos de los clásicos populares de la gastronomía nacional. Por ejemplo, el gazpacho, las tortillas de camarones y las croquetas de gambas al ajillo.
También han podido disfrutar de las sardinas, el pescado más veraniego que tenemos en nuestro país, ya que lo disfrutamos sobre todo durante los meses de más calor. Roncero lo ha servido marinado con salsa romesco. Y otro ingrediente esencial de nuestra gastronomía, la aceituna, la ha incluido el chef en el menú en forma de esféricos.
Junto a ellos, el cocinero también ha incluido en los aperitivos, trece en total según Casa Real, guiños a la cocina latina: kikos con guacamole, airbag de picaña y ceviche de corvina con leche de tigre, por ejemplo. Un brioche de atún rojo a la mostaza antigua, bogavante con sopa de aceite y pomelo rosa, taco de ternera glaseada, Gilda de salmón ahumado y buñuelos de bacalao han sido otros de los bocados servicios en el Palacio Real.

Los 60 comensales, entre ellos 40 jefes de Estado y de Gobierno, que han acudido como invitados al Palacio Real invitados por Felipe VI y la reina Letizia han disfrutado de un plato principal de pescado, merluza con salsa menier, tapioca y huevas de trucha. El postre, por su parte, ha sido una espuma de coco con granizado de menta y fruta de la pasión. 
Vino tinto, blanco y espumoso, además de agua, han completado un menú de lujo firmado por Paco Roncero para una cena que ha tenido con anfitriones a Sus Majestades los Reyes de España.
tracking