Revista Mía

Trucos para quitar las manchas de vómito

¿El niño ha vomitado en la alfombra o en el coche, y no sabes qué hacer? No desesperes y sigue nuestros consejos.

Del algodón

Mancha reciente
Se pone al chorro de agua fría, se frota bien con las manos, se cubre la zona con jabón líquido transparente y se deja que actúe media hora. Transcurrido este tiempo, se frota con un cepillo y se aclara, añadiendo al último agua un chorro de vinagre para eliminar los restos de olor que queden.
Mancha reseca
Hay que ablandarla remojándola en agua muy caliente, después, se rasca con un cuchillo y se lava normalmente. Si quedan restos de mancha o de olor se deja en remojo unos minutos con agua amoniacada.

De la lana y la seda

Se retiran los restos con un papel absorbente y, si la mancha está seca, se ablanda con agua fría. Después, se frota con la punta de un trapo empapada en amoníaco hasta eliminar la mancha del todo. Por último se lava con agua y jabón líquido especial para prendas delicadas.

De las alfombras, moquetas y tapicerías

- Se raspan con un cepillo o con un cuchillo todos los restos resecos, se moja la mancha con un trapo mojado en agua fría para ablandarla y se frota con un papel absorbente de cocina. A continuación, se frota con un algodón bien empapado en tricloroetileno y de nuevo, se frota con un papel absorbente.
- Si la moqueta o la alfombra queda muy mojada, se le pasa un poco el secador de pelo con aire caliente.

De la madera y el corcho

En este caso basta limpiarlo con agua jabonosa a la que se añade un chorro de ">vinagre. También se puede fregar con agua jabonosa a la que añadiremos crema del pelo que lo nutrirá y eliminará los restos de olor. Al final, se acaba pasando un trapo o una fregona empapados en agua templada con vinagre.

De la piedra y el ladrillo

Se retira lo superficial con un papel absorbente, si la mancha es reciente, o con un trapo mojado en agua caliente si está seca. Después se frota enérgicamente con un cepillo de cerdas gruesas y amoníaco, hasta que desaparezcan la mancha y el olor.

Etiquetas:

tracking