Revista Mía

La baguette ya es patrimonio de la humanidad

Es el séptimo concepto gastronómico que consigue este estatus, colocándose al nivel de la pizza napolitana y el café turco, entre otros.

La baguette es patrimonio inmaterial de la humanidad. La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), inscribió en su prestigiosa lista de patrimonio cultural inmaterial el proceso de fabricación y la cultura del que posiblemente sea el pan más famoso del mundo. Desde luego, es el más popular en Francia, donde es un símbolo de su gastronomía, como el croissant o el queso, y casi nacional. No en vano se venden 6.000 millones de baguettes al año.
Para entender lo que significa esta consideración especial que la UNESCO le ha dado a la baguette hay que citar cuáles son los seis alimentos que tienen una consideración como esta que ha recibido el proceso de fabricación y cultura de la baguette. Por ejemplo, la pizza napolitana y el café turco, del que te hablamos recientemente aquí. También lo es el kimchi coreano, del que te contamos todos los detalles en esta pieza, incluido una manera rápida de hacerlo en casa; el pan de jengibre, protagonista hasta en la decoración navideña de la Casa Blanca, donde se hace una versión en miniatura hecha con este pan; y nuestra dieta mediterránea.
La baguette es, por lo tanto, la séptima preparación culinaria que alcanza el estatus de patrimonio inmaterial de la humanidad. Motivo de orgullo para todos los frances, empezando por su presidente de la República, Emmanuel Macron, que no ha duda en dedicarle una publicación a la noticia en sus redes sociales. “250 gramos de magia y perfección en nuestro día a día. Un estilo de vida francés. Llevábamos años peleando con los panaderos y el mundo de la gastronomía por su reconocimiento. La baguette ahora es patrimonio inmaterial de la UNESCO”, escribió pocas horas después de que la baguette fuera reconocida como tal el presidente francés en sus redes sociales junto a una foto histórica de Willy Ronis en la que un niño porta una de estas alargadas y estrechas inconfundibles barras de pan.
5bbe25f95bafe860af3c986b

Baguettes

En concreto, Francia presentó esta candidatura en marzo de 2021 gracias al apoyo y al aval de su gremio de panaderos. Y es que la etiqueta de patrimonio inmaterial de la Unesco permitirá reforzar más si cabe la imagen de la baguette tanto dentro de Francia como, especialmente a nivel internacional.
Es curioso que, a diferencia de recetas populares, en este caso no estemos hablando de una receta muy antigua, ya que la baguette no apareció, según la versión más extendida, hasta principios del siglo XX, en París. "Es un reconocimiento para los artesanos y esos lugares unificadores que son las panaderías –35.000 en Francia donde se haga pan artesanal, según datos oficiales–", ha explicado la ministra de Cultura de Francia, Rima Abdul Malak, que califica a la baguette como "parte del día a día de los franceses".
La clave de este pan, aparte de su imagen, ya sabes que es su corteza dorada y extremadamente crujiente y su interior alveolado y rico. Que parece que no tiene miga pero sí la tiene, por supuesto que la tiene. Es el equilibrio panero perfecto en definitiva, y ahora también es patrimonio inmaterial de la humanidad por la Unesco.
tracking