Revista Mía

5 platos que debes probar si alguna vez visitas Suecia

El país nórdico tiene muchas delicatessen que ofrecer. Estas son las más famosas.

La dieta escandinava, de los países nórdicos como Suecia, es considerada como una de las más saludables de todo el mundo. Rica en cereales integrales, proteínas de alta calidad y grasas omega-3 (proveniente sobre todo de pescados azules como el salmón), la dieta sueca ha sido aclamada por numerosos expertos en los últimos años por los incontables beneficios que tiene para la salud.
La gastronomía de Suecia, a pesar de ser considerada bastante simple, utiliza numerosos y variados productos como los pescados, las patatas, las coles, los nabos o las carnes magras. El plato más conocido de la cocina sueca son las famosas köttbullar, o lo que es lo mismo, albóndigas a menudo recubiertas de salsa marrón o mermelada de arándanos ojos que, seguramente, hayas probado en algunas tiendas de decoración creadas en el país nórdico. Pero no es la única receta sueca que merece la pena destacar… los arenques, el “Kanelbulle” (o los clásicos rollitos de canela), o los “Lingonberries” (o tartas de arándanos servidos en pequeños vasos) son otras de las delicatessen que los suecos disfrutan en su día a día.
Si estás pensando en visitar Suecia dentro de poco -tan pronto como te sea posible-, no puedes dejar de probar algunas de estas deliciosas recetas famosas del país nórdico. Abrígate bien si vas en invierno y prepárate para degustar estos pequeños bocados suecos mientras estás allí, tanto en restaurantes como en bares, mercados ambulantes o puestos callejeros. ¡No te los pierdas! Te encantarán.
tracking