Revista Mía

¿Quieres Una Espalda Fuerte y Esbelta?

Pues este verano nada de quedarse en casa con el aire acondicionado y tirado en el sofá en una mala postura. El sedentarismo conlleva pérdida muscular y causa dolor de espalda. Hay que...

Pues este verano nada de quedarse en casa con el aire acondicionado y tirado en el sofá en una mala postura. El sedentarismo conlleva pérdida muscular y causa dolor de espalda. Hay que aprovechar el buen tiempo para salir, caminar, moverse, hacer ejercicio y estirar la espalda. Mantenerla correctamente alineada realza el atractivo de la silueta, mejora la postura y elimina tensiones. Sigue nuestras recomendaciones y ganarás salud y belleza.
Responsable de sostener nuestro peso y mantener recta la columna, una espalda alineada realza además la belleza porque se gana altura, el pecho se eleva, el tronco se afina y el abdomen se muestra más firme. Una buena postura contribuye a liberar la zona lumbar, nos hace resistentes a los problemas musculares y de columna y aumenta hasta un 30% la capacidad pulmonar, favoreciendo la óptima oxigenación del organismo. ¿Te parecen suficientes motivos para dedicarle unos minutos de tu tiempo? Procura mantenerte en forma, sin sobrepeso, hacer ejercicio y seguir una rutina diaria de estiramientos.
QUÉ HACER SI...
...has estado cargando peso. Alarga la columna. Siéntate en el borde de una silla. Agarra el respaldo con las manos y estira la espalda dirigiendo la mirada al suelo, de manera que la barbilla quede orientada al cuello. Sin subir los hombros, mueve el tronco en diagonal, a uno y otro lado. Relaja y repite 6 veces.
... no has parado de andar en todo el día. Estira lumbares. Túmbate en el suelo (si no es posible, siéntate en una silla, pegada al respaldo). Flexiona una rodilla y llévala al pecho ayudándote con las manos. Nota las lumbares pegadas al suelo y cómo se alargan la cadera y el muslo. Mantén unos segundos y cambia de pierna.
...la jornada ha sido particularmente estresante. Déjate caer. Sentada en una silla con la espalda bien pegada al respaldo, toma aire por la nariz profundamente y estírate hacia arriba. A continuación baja el tronco suavemente, expulsando el aire hasta apoyar el cuerpo sobre los muslos. Deja caer el peso de la cabeza y los brazos y relájate.
Buenos consejos:
1. Manténla siempre recta. Las malas posturas pueden derivar en rigidez muscular y tensiones en la espalda. Cuida el uso de tu cuerpo al trabajar, al dormir, al sentarte… La postura ideal es la que no exagera o aumenta la curvatura lumbar, dorsal o cervical.
2. Estira los músculos. Incorpora los estiramientos a tu rutina diaria. 5-10 min. 3 veces al día bastan para tonificar, flexibilizar y relajar el cuerpo. No necesitas un lugar especial, puedes hacerlo en tu lugar de trabajo, en el coche, antes de acostarte…
3. Date un masaje. Siempre de la mano de un especialista. Es una de las mejores terapias para relajar la espalda.
4. Practica yoga. Las técnicas orientales (también Taichi, Chi kung…) benefician la columna, la base sobre la que se asienta el cuerpo.
5. Aumenta la ingesta de minerales. Procura que tu dieta sea rica en calcio (queso, lácteos…) y magnesio (plátano, nueces…), pues garantizan el buen estado de huesos y músculos.
6. Ejercita abdominales. La falta de tono en esta zona acentúa la tensión de la musculatura lumbar y puede generar dolor. Practicar todos los días 10-15 min. descarga la zona y previene lesiones.
tracking