Revista Mía

Entrevistamos a Miguel Ángel Silvestre

Se dio a conocer como El Duque en la serie Sin tetas no hay paraíso y hoy, a sus 31 años, convertido en estrella y en todo un sex symbol, y tras una etapa imparable en el cine en la que ha rodado...

Se dio a conocer como El Duque en la serie Sin tetas no hay paraíso y hoy, a sus 31 años, convertido en estrella y en todo un sex symbol, y tras una etapa imparable en el cine en la que ha rodado hasta con Almodóvar (Los amantes pasajeros), Miguel Ángel Silvestre vuelve a la tele con Galerías Velvet(Antena 3).  La televisión fue el medio que le lanzó inicialmente, pero llevaba unos años sin frecuentarla (salvo un 'cameo' en Aída). Ahora será Alberto Márquez en Galerías Velvet, ambientada en la década de 1950.
Es guapo a rabiar y un profesional como la copa de un pino. Cuando se le pregunta por su chica, Blanca Suárez, se pone en guardia, tal vez por timidez, tal vez porque teme que se manipule su imagen. Se conocieron y empezaron su relación en 2011, al coincidir en el rodaje de la película Los Pelayos, y ambos han trabajado en la última de Almodóvar, aunque no tienen escenas juntos. Le da igual resultar simpático; puede incluso pecar de soso. Este castellonense es hijo de un fisioterapeuta y de una gestora de banca. Estaba destinado a ser tenista profesional, pero una lesión en el hombro truncó su carrera. Hizo sus pinitos como modelo y, finalmente, tras estudiar interpretación, expresión corporal, baile moderno y acrobacia, acabó siendo actor.
Tu personaje en Galerías Velvet quiere ser feliz por encima de todo. ¿Tú eres igual de positivo?
Lo intento. Si uno aspira a ser feliz, debe poner de su parte para conseguirlo. Ser positivo ayuda mucho para tirar adelante en la vida.
En esta serie coincides con grandes actores consagrados como José Sacristán, Tito Valverde o Aitana Sánchez-Gijón. ¿Te da miedo la responsabilidad de ser tú el protagonista, junto a Paula Echevarría, con semejante elenco?
Galerías Velvet es realmente una serie coral. Paula y yo llevamos el peso de la historia de amor principal, pero hay muchas otras líneas argumentales, y todas muy interesantes. Es una suerte poder trabajar con actores tan grandes como Sacristán o Aitana Sánchez-Gijón; es una oportunidad única para seguir creciendo como intérprete.
¿Qué tal es la experiencia de trabajar con Paula? ¿Hay buen ambiente de rodaje?
El ambiente es muy bueno y Paula es especial y una gran compañera; estamos disfrutando mucho juntos. Con el resto de actores y con el equipo técnico y directivo también hay una relación estupenda, llena de respeto y admiración mutua. Todos remamos hacia la misma orilla. La serie está ambientada en 1958, en plena dictadura franquista… No hay referencia directa a la situación política del momento, pero mi personaje es un rebelde para aquellos años. Lo que sí hemos hecho ha sido trabajar aspectos como la actitud de la época, las diferencias de clases y el comportamiento de la sociedad.
Galerías Velvet recrea el paso de la alta costura al prêt-à-porter. ¿Te interesa la moda?
Siempre me ha interesado, pero ahora, a raíz de este trabajo, la estoy viviendo de una forma más directa, fijándome en cada detalle y valorando lo que hay detrás de una colección.
En tus inicios, ibas para tenista profesional. ¿Cuál es tu favorito de los actuales?
Rafa Nadal. Es un ejemplo como deportista y como persona; lo admiro muchísimo.
Tu primer papel protagonista fue como boxeador en la película La distancia, de Iñaki Dorronsoro. Tengo entendido que el boxeo es, además del surf, otra de tus aficiones, ¿no?
Sí, así es, me gusta mucho y lo practico asiduamente. El boxeo es un deporte muy completo.
¿Te molesta que te sigan llamando El Duque, por el famosísimo personaje que interpretaste en la serie Sin tetas no hay paraíso?
En absoluto. Siempre le estaré agradecido a un personaje que me ha dado tanto. Y me siento muy honrado de haber podido interpretarlo en una serie de tanto éxito como aquella; además, guardo grandes recuerdos de esa época.
Entre 2011 y 2013 no has parado, ha sido una etapa muy prolífica dentro de tu carrera cinematográfica: Verbo, Lo mejor de Eva, Los Pelayos, Todo es silencio, Los amantes pasajeros y Alacrán enamorado. ¿Has tenido que pelear mucho por esos papeles o ha sido suerte?
Detrás de cada elección hay un motivo diferente, no podría generalizar. A veces te llega un guión del que te enamoras, otras veces te llama un director con quien deseas trabajar. En mi caso, ha habido de todo un poco. También me apetece volver al teatro; de hecho, es mi asignatura pendiente, pero llegará cuando tenga que llegar.
Cine, teatro, televisión... ¿Con la crisis y la subida del IVA cultural, se puede elegir?
Estamos atravesando un momento durísimo, que afecta al país entero, no sólo a mi sector profesional. Es una suerte tener trabajo hoy en día y soy consciente de mi situación privilegiada.
¿Y cómo llevas lo de ser ‘chico Almodóvar’? ¿Puede abrirte puertas en el cine internacional?
Trabajar con Pedro Almodóvar ha sido un sueño cumplido. Lo admiraba profundamente y, después de trabajar con él, mi admiración es aún mayor si cabe. Es un genio, un artista, un creador. No tengo especial interés en actuar fuera; me atraen los buenos proyectos, dentro o fuera de España, pero si llega una oportunidad interesante, estaré encantado de planteármelo.
Colaboras en causas benéficas. ¿Sientes que es una obligación moral para una figura pública?
Colaboro en todas las acciones y proyectos que puedo. Soy embajador oficial de Oceana y de Save the Children. Precisamente, hace poco estuve en Senegal con Save the Children: he visitado varios proyectos y me siento muy comprometido con su causa. La infancia es la etapa más vulnerable de la vida y hay que ayudar a los niños que tienen menos oportunidades. También colaboro con la Fundación Borja Sánchez, que ayuda a niños de entre 0 y 8 años con lesiones cerebrales.
Por: Mariel Escalona.
BIO EXPRÉS:
-1982. Nace el 6 de abril en Castellón de la Plana. Se dedica al deporte desde muy joven: boxeo y, sobre todo, tenis, hasta que una lesión en un hombro le aparta de las pistas.
-2002. Se inicia como actor, en el teatro Raval de Castellón, con la obra El verdadero Oeste, de Sam Shepard. En 2004 debuta en la tele y en 2005 da el salto al cine.
-2006. Su primer papel protagonista, el boxeador de La distancia, le vale un premio al actor revelación en Toulouse. En 2007 da vida a un enfermo terminal en 3:19 y gana la Palmera de Oro en la Mostra de Valencia.
-2008-2009. Interpreta a Rafael Duque, un narco, en Sin tetas no hay paraíso (Telecinco), papel que lo catapulta a la fama, le otorga varios premios y lo convierte en sex symbol nacional.
-2011. Estrena Verbo (Eduardo Chapero-Jackson) y Lo mejor de Eva (Mariano Barroso). Conoce a su pareja actual, Blanca Suárez, en un rodaje.
-2012. Un año de plenitud: estrena Los Pelayos (Eduard Cortés) y Todo es silencio (José Luis Cuerda) y rueda con Pedro Almodóvar la comedia Los amantes pasajeros (2013).
-2013. Ficha por Antena 3 para protagonizar, junto a Paula Echevarría y un amplio reparto, la serie Galerías Velvet, todavía en fase de rodaje.
tracking