Revista Mía
553e55d41422f6ce4d1905ad

Entrevista con... Jaime Cantizano

A los 40 años, este gaditano de Jerez de la Frontera, guapo a rabiar, dice estar viviendo su momento más dulce. Ha regresado a la tele para divertirse, presentando ¡Mira quién baila! en TVE, y...

A los 40 años, este gaditano de Jerez de la Frontera, guapo a rabiar, dice estar viviendo su momento más dulce. Ha regresado a la tele para divertirse, presentando ¡Mira quién baila! en TVE, y promete marcarse algún que otro paso delante de las cámaras. Lo combina con el programa radiofónico Atrévete, en el que cada mañana reúne a más de un millón de oyentes.
-¿Pecas de modesto cuando dices que no eres ‘bailongo’?
No me llevo bien con el baile, pero el baile se está llevando a la fuerza bien conmigo. En ¡Mira quién baila! tengo a Poty y a un cuerpo de baile que me empujan directamente a la pista. Me he movido por sevillanas y con el tango, pero el director y todo el equipo me obligarán a hacer algo más espectacular. ¿Llegaré o no llegaré? Esa es la cuestión.
Como andaluz, aunque el acento gaditano no se te nota ni pizca, lo tuyo serán las sevillanas, ¿no?
He bailado sevillanas hasta en un plató de televisión. Siempre me reivindico como andaluz y hablo de mi tierra en cuanto puedo.
¿Has sido discotequero?
Soy más de cena y fiesta en casa, con los amigos, que de salir a la calle. Y menos un sábado. Los que estamos expuestos públicamente vivimos más tranquilos quedándonos en casa.
La sonrisa es uno de tus atractivos, siempre la llevas puesta. ¿Sonríes por haber vuelto a la tele?
La sonrisa es el reflejo del estado en que me encuentro. Había tenido otras propuestas para volver a televisión, pero lo he meditado mucho -soy muy germánico- hasta encontrarme con ¡Mira quién baila!, un programa blanco, para toda la familia y en directo. Normalmente yo nunca planifico a unas semanas vista, sino que intento mirar hasta uno o dos años por delante.
Fuiste a Canarias hace poco. Le has sido infiel a Cádiz, concretamente a la playa de Bolonia, uno de tus refugios especiales...
Hay que probar distintos lugares. La costa gaditana es uno de los pocos sitios donde todavía quedan zonas vírgenes, sitios que hay que descubrir... siempre que el viento de Levante te deje hacerlo, naturalmente.
¿Por qué crees que te eligieron a ti para presentar el programa en lugar de Anne Igartiburu?
Los propios directivos de TVE han comentado que buscaban una cara masculina y el programa, a su vez, ha cambiado mucho; ahora tiene más humor, más espectáculo en la pista. Y yo me he sentido recibido con los brazos abiertos, tanto en TVE como en Gestmusic, la productora del programa, que hace los grandes formatos de entretenimiento en nuestro país.
¿Qué tal lo pasas en la radio?
Me está dando muchísimas satisfacciones. Nos acercamos a la actualidad, pero siempre regada con el sentido positivo y la sonrisa. El lema de Atrévete es: ¡Que nadie te estropee el día! Muchos amigos me dicen que es donde me ven más relajado y también más natural.
¿Te cuesta madrugar?
A las cinco de la mañana ya me pongo en pie, porque arrancamos a las seis. Nadie se acostumbra a madrugar tanto, pero menos mal que hay un invento que se llama siesta, que no perdono por nada del mundo. A la una y media como, y a las tres ya estoy en la cama. También medito cinco minutos antes de quedarme frito [risas].
La noche del lunes, que haces en directo ¡Mira quién baila!, ¿no duermes?
Es un esfuerzo importante, porque a la mañana siguiente vuelvo a Madrid y sigo con Atrévete en radio. Necesito la tarde entera del martes para recuperarme. Desconecto teléfonos, cierro herméticamente mi casa y no quiero que nadie me moleste. Pero el esfuerzo merece la pena.
¿Cómo llevas los 40? ¿Los jovencitos ya te tratan de usted?
Todavía no. El otro día, un compañero que tiene 26 años me dijo: “Tú todavía tienes mucho de niño pequeño”. Debe de ser verdad, porque en la radio estoy deseando que me tiren el balón y entrar de lleno.
¿Te siguen echando piropos?
En la radio, muchos, y sigo poniéndome colorado. Soy tímido y uno nunca termina de acostumbrarse. Pero me gusta descubrir el cariño y el respeto de la gente.
¿La edad te condiciona?
Honestamente, la televisión es más injusta con las mujeres que con los hombres. El paso del tiempo marca tu carrera profesional, pero no aspiro a estar delante de una cámara con sesenta años, sino a seguir trabajando. De todas formas, no tengo crisis de los cuarenta.
¿Has pensado en la paternidad?
En este momento de mi vida no tengo tiempo ni para planteármelo. Aunque hay muchos tipos de familia, no me planteo ahora mismo formar una. Ese debate personal llegará, pero más adelante.
¿Echabas de menos los focos?
Presentando durante años un programa que llegó a tener un 37 % de audiencia (se refiere a DEC), el capítulo del ego está bastante cubierto. No me llevo mal con mi ego, no ha conseguido doblegarme ni controlar mi vida.
¿Sigues manteniendo relación con tus excompañeros de DEC?
Nos enviamos mensajes y hablamos de vez en cuando, pero llevamos caminos diferentes.
A ti te gusta viajar: ¿has pensado vivir fuera de España?
U?ltimamente he pasado por Italia porque tengo amigos allí, pero mi cuenta pendiente es vivir en Nueva York. ¡Me encantaría tomarme un año sabático! También he tenido opción de trabajar en Argentina y en Chile.
¿Qué te enamora?
Que una persona maneje el cerebro con inteligencia y me haga sonreír.
¿Juegas con la moda?
Yo sigo con mi estilo sobrio, pero no soy un talibán de la moda; creo que la ropa sirve para jugar y para divertirnos.
¿Y eres una persona coqueta?
El hombre se cuida hoy tanto como la mujer. Es cuestión de educación, de sentirte bien y mostrarte así para los demás. Va más allá de la imagen.
¿Qué aficiones tienes cuando no estás trabajando?
No renunciaría a una siesta de por lo menos veinte minutos. Ni a ver una serie de televisión americana como Black Lees o One night, y tampoco a unas vacaciones cerca del mar. También me gusta leer; un libro que me ha marcado y que leí de pequeño es Diario de un cazador, de Miguel Delibes; admiro a ese escritor castellano serio y sobrio.
¿Sigues siendo tan ordenado?
Soy controlador, pero no obsesivo, y ordenado, pero hace tiempo que aprendí que tampoco hay que exigirse tanto a uno mismo. Era consciente de que debía aflojar la cuerda y lo he conseguido. Ahora priorizo.
En el programa dedicáis dinero a ONG. ¿Prestas tu imagen para alguna causa?
En mi tierra colaboro con algunos comedores sociales; he apadrinado a dos peques; colaboro en maratones con Cadena Dial y con Agua de Coco, he hecho un viaje a Magadascar... Es importante que una figura pública sirva de altavoz de las distintas realidades que existen.
BIO EXPRÉS
-Inicios. Se estrena en la tele en 2002, con Ana Rosa Quintana, en Sabor a ti.
-La fama. Le llegó presentando DEC. Durante 7 años, fue todo un éxito para la cadena Antena 3.
-Hoy. Desde 2013 está todas las mañanas en Cadena Dial con Atrévete.
Por: Maribel Escalona.
tracking