Revista Mía

¡De Vacaciones con tu Mascota!

Irse de vacaciones implica viajar, cambiar de entorno y modificar nuestras rutinas y las de nuestras mascotas. Consciente de los efectos que estos cambios provocan en los animales, la farmacéutica veterinaria...

Irse de vacaciones implica viajar, cambiar de entorno y modificar nuestras rutinas y las de nuestras mascotas. Consciente de los efectos que estos cambios provocan en los animales, la farmacéutica veterinaria CEVA da pautas para que nuestras mascotas disfruten de las vacaciones. Toma nota:
-Escoge el medio de transporte más adecuado. El avión es uno de los transportes que causa más estrés a los animales, así que si optas por él evita los viajes en bodega (por la alta presión, los fuertes ruidos y las drásticas temperaturas). Si vas en coche, habilita una zona de seguridad en él para tu perro o gato y haz paradas como mínimo cada tres horas.
-Hazte con una jaula de transporte homologada y una manta o cojín sobre el que descanse habitualmente. Puedes entretenerlo con juguetes interactivos (es una excelente estimulación física y mental para distraerlo durante el camino).
-Organiza un viaje que se adapte también a sus necesidades. Por ejemplo, los gatos están  muy apegados a su territorio, por lo que hay que ayudarles a adaptarse a los cambios de la forma más rápida y cómoda posible. Puedes usar soluciones como Feliway, que posee las propiedades de las feromonas faciales de los mismos, ya que consigue que éstos reconozcan el nuevo territorio como propio y se adapten rápidamente a él rápidamente.
-Respeta el período de habituación. Es un proceso que requiere tiempo, así que los días previos al viaje es importante familiarizar a la mascota con el transportín y sus objetos.
-Busca un sitio a medida. Cada vez hay más alojamientos que aceptan animales de compañía, y es fundamental para que pueda encontrar su propio espacio. Es importante elegir la habitación o el lugar más tranquilo. Si es un gato, es vital crear una zona para él con la comida, agua y la bandeja de arena junto con objetos con los que esté familiarizado.
-No le fuerces u obligues a explorar el 'nuevo 'hogar'; déjale que sea él mismo quién poco a poco vaya encontrando su lugar y ganando confianza en el nuevo ambiente. Para ello, en el caso del gato se puede colocar una bandeja adicional de arena, lejos de la otra, y repartir algunos de sus juguetes por la habitación. Pincha aquí para ver qué hoteles los admiten en España.
-Viajar a otro país no es impedimento para no llevarte a tu  mascota. Comprueba antes los requisitos legales y sanitarios para que entre en el país con un animal de compañía. Eso sí, es imprescindible asegurarse de que todos los documentos, así como el pasaporte veterinario oficial, la cartilla sanitaria y vacunas están en regla. Si, por el contrario, prefieres viajar sin mascota, déjalo en una residencia de animales o a cargo de algún familiar o amigo.
tracking