Revista Mía
553e55d71422f6ce4d190dd3

Pelo Pixie. ¡Rompe Moldes!

Es el nuevo peinado de moda entre las celebrities: megacorto, desfilado y con volumen en la parte superior. Aunque las largas melenas nunca pasan de moda, la verdad es que, hoy...

Es el nuevo peinado de moda entre las celebrities: megacorto, desfilado y con volumen en la parte superior. Aunque las largas melenas nunca pasan de moda, la verdad es que, hoy por hoy, no son precisamente un must de temporada. En su lugar, llega el corte entre los cortes, el rey de la vanguardia, el nuevo pixie. También llamado “pelo de hada” (traducción de su nombre anglosajón), este corte es todo un clásico en la historia de la peluquería. No es corto, es cortísimo, y está revolucionando a los estilistas de los grandes platós de cine. ¡Nos encanta!
El pixie hair es un corte a lo garçon (es decir, a lo chico), pero más corto, con la peculiaridad de que, en lugar de envejecer, lo que hacen otros cortos, consigue dar un aspecto casual, un poco aniñado y superfemenino. Las primeras en ponerlo de moda fueron las actrices y modelos de los años 50 y 60, como Audrey Hepburn, Mia Farrow o Twiggy... y por aquel entonces era un look transgresor, sólo apto para las más atrevidas. Y no dejan de ser atrevidas las que hoy renuncian a sus melena y lucen orgullosas su corte: Elsa Pataky, Miley Cirus, Halle Berry, Carey Mulligan...
Los años 50 trajeron este corte de pelo de la mano de Audrey Hepburn, precursora por excelencia, y que hizo de su peinado y de su imagen una revolución de estilo. Entonces era conocido como garçon (chico), pero hoy se renueva con un toque de distinción (flequillo ligeramente más largo) y es rebautizado con un vocablo de dos sílabas fácil de recordar, difícil de olvidar, que lo define mucho mejor y que significa duendecillo o hada.
¿Cómo lucir (bien) un ‘pixie’? No todo vale.
Llamamos pixie al corto cortísimo, con cierto volumen en la parte superior. Un corte sencillo en el que algunos mechones sobresalen, para darle un toque gracioso al look. Por lo general, el pelo se deja más largo en la parte frontal, pero es más corto en la parte superior y en la nuca. Incluso se puede dejar un flequillo largo sobre la frente, para beneficiarse de ese aspecto sexy de pelo sobre la cara. Para conseguirlo, lo primero es dar el tijeretazo de salida.
Como nos comenta el estilista del cabello Carlos Gálico, “es muy fácil de mantener, y muy cómodo para el verano. Ideal para cabellos finos, ya que al estar desfilado en la zona superior, damos un efecto abombado al cabello y conseguimos más volumen”.
¿Pero es realmente favorecedor? “Como es muy corto y enmarca perfectamente el rostro, continúa el peluquero, es recomendable sólo para mujeres con las facciones finas y delicadas, ni rostros demasiado redondos, ni una nariz demasiado prominente, ni unos rasgos demasiado excesivos... El corte pide armonía en las facciones”.
Lo mismo ocurre con el uso del maquillaje y de los accesorios: Mercedes Aguado, estilista de moda de nuestra revista, recomienda enfatizar la imagen con un maquilllaje suave, remarcando los ojos si se desea, en tonos grises o azules plomizos, pero nunca remarcar los labios. “Como complemento, únicamente unos pendientes pequeños, pegados al lóbulo de la oreja, o finos y largos, cuanto más mejor, para alargar el cuello”. Y todo ello bajo el sello de “alta carga femenina”.
Por: Marián Vilá.
tracking