Revista Mía
553e55d81422f6ce4d1913a7

Cómo Llegar a Fin de Mes... ¡con 1.000 €!

'Soy mileurista’. Ese era el título de la carta que una joven llamada Carolina Alguacil envió hace siete años a un periódico. Ella acuñó el término, que hoy engloba al 60% de los...

'Soy mileurista’. Ese era el título de la carta que una joven llamada Carolina Alguacil envió hace siete años a un periódico. Ella acuñó el término, que hoy engloba al 60% de los trabajadores españoles. Cada situación es distinta. No es lo mismo si en una casa entra un solo sueldo que si entran dos. Tampoco es igual si siempre has cobrado eso o si te han bajado el sueldo. Lo importante es cómo vivir bien con mil euros. ¿La clave? Administrarse. Para ayudarte en todos los frentes, hemos revisado las partidas más usuales en el hogar y su precio medio y hemos preguntado a los expertos cómo ahorrar. Combínalo según tus necesidades y notarás que tu sueldo se estira un poco más.
1. GASTOS GENERALES
Son los ineludibles: la hipoteca, el alquiler, el teléfono, la electricidad... Los dos primeros se llevan la tercera parte de nuestro sueldo y, junto con los demás, casi la mitad. Pero existen estrategias para reducirlos. La primera, hacer un presupuesto. No se concibe una empresa sin un control de gastos. ¿Por qué no gestionas tu casa  igual? “No hay mejores economistas que las madres y los padres de familia que sacan a la suya adelante con mil euros”, opina Pau Monserrat. “Apunta cada gasto e ingreso en una libreta y pásalo semanalmente a una hoja de cálculo. Las entradas son difíciles de aumentar, pero los gastos se pueden ir reduciendo. A final de mes se nota, y al cabo de un año, mucho más”.
-Hipoteca:
Sin duda es el gasto fuerte (y, en muchos casos, el gran quebradero de cabeza) de las familias españolas. Según cifras del Registro de la Propiedad, la cuota media se sitúa en 620 € mensuales a 24 años.
¿Podemos pagar menos? Hay varias posibilidades: renegociar el tipo de interés con el banco, cambiar la hipoteca a otra entidad, aumentar el plazo o solicitar una carencia y, durante un periodo de tiempo, pagar sólo los intereses. “Ahora mismo ninguna de las cuatro es una vía fácil”, considera Pau Monserrat, director editorial de iAhorro. “Mucha gente firmó una cláusula del suelo que limita la reducción del tipo de interés, a pesar de que el euríbor esté bajo, y actualmente ningún banco ofrece condiciones más ventajosas que las de hace unos años. Ampliar el plazo también es complicado, porque casi todas las hipotecas recientes se dieron ya a un plazo largo. Y la carencia únicamente sirve en casos extremos”. Si decides plantear una ampliación de la hipoteca de 25 a 40 años, podrías llegar a ahorrarte unos 150 € al mes.
-Alquiler:
No sólo el precio de la vivienda en compra-venta cae en picado. También el de los alquileres. El coste medio del arrendamiento se situó en el pasado mes de julio en 710 €, según información de la web foto casa.es. Y eso es un 3,1% menos que hace justo un año. Renegociar el precio una vez que el contrato está vigente es difícil. No obstante, muchos propietarios se muestran receptivos a una bajada dada la situación.
Intenta compartir gastos. Si vives en un piso alquilado y crees que tu renta está por encima de su coste actual, puedes plantear a tu casero una actualización del precio. Y si no lo consigues, el experto Pau Monserrat tiene otro consejo. “Tanto para hipotecas como en alquileres podemos meter a un inquilino en una habitación que no utilicemos (siempre con el consentimiento del arrendador) y así compartir los gastos de la vivienda”.
-La luz:
La subida del recibo del consumo eléctrico ha sido una de las más altas que hemos sufrido en los últimos diez años. De pagar una media mensual de 42 € en 2002 hemos pasado, diez años después, a abonar 77 €, según un estudio de FACUA. En total, un 80% más. “Lo peor es que, si analizamos la factura de la luz, es difícil ahorrar”, lamenta Mercedes Salas. “Hay gastos que son fijos, como el alquiler del equipo y la potencia contratada, así que lo único que podemos hacer es reducir el consumo”.
Reducir el consumo. Toma nota de tres consejos de eficiencia energética que aliviarán tu economía (y también al planeta): enciende sólo las luces y los aparatos que estés usando, utiliza bombillas y electrodomésticos de bajo consumo y no permitas que los equipos se queden con la luz de stand by encendida cuando los apagas. Sólo con esto, puedes ahorrar un 30% en la factura. ¿No es hora ya de que lo pongas en práctica?
-Gas:
Su gasto es uno de los más difíciles de calcular, porque varía mucho de un mes a otro (y de un punto a otro de España). Pero la media anual es de 454 € por hogar, unos 37 € mensuales. La cantidad se puede disparar este invierno con el frío. ¿Cómo podemos mantener el calor a un precio bajo?
Temperatura baja y constante. La calefacción conviene tenerla en un nivel bajo pero constante. Y, por supuesto, asegúrate de que las ventanas están bien aisladas para que el calor no se escape, dúchate en lugar de bañarte y cocina en cantidades grandes. Así utilizarás menos los fuegos y tendrás comida para más días. También, compara ofertas de distintos proveedores. Compañías como Endesa, Gas Natural o Iberdrola ofrecen contratos conjuntos de gas y electricidad que pueden resultar más atractivos.
-Seguros:
Si posees una vivienda, debes contratar obligatoriamente un seguro de hogar. Y si además tienes coche, también una póliza para él. Esos son los dos únicos casos en los que es obligatorio contratar un seguro. Aparte, están los de vida. Entre todos, cada español gasta unos 1.209 € anuales, según la Fundación Mapfre.
Mismas prestaciones, menos precio. “Lo más recomendable es comparar entre distintas compañías”, aconseja Pau Monserrat. “Y después quedarse con la que, con igual cobertura, ofrezca el precio más reducido. Es posible ahorrar entre 100 y 200 € anuales. Hay que evitar siempre contratar el seguro de hogar con el banco con el que firmamos la hipoteca, ya que tiene un cobro extra por comisión”. Compara prestaciones y precios en iAhorro.com.
-Teléfono:
¿Y si cambias de compañía? Fijo, adsl, líneas móviles, 3G… Las facturas de telefonía no dejan de multiplicarse. Según la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), el gasto medio actual en línea fija y adsl es de 40,50 € mensuales, y el de móvil, de 19,50 € (10 más para los que incorporan internet en el móvil). ¿La buena noticia? Hay varias ofertas. “Las grandes empresas del sector no nos van a dar precios realmente buenos”, asegura Rubén Sánchez, portavoz de FACUA-Consumidores en Acción. “Es mejor buscar compañías pequeñas”. Jazztel y Ono son las que tienen mejor oferta en línea fija y adsl, según una comparativa re- ciente. Y PepePhone, MasMovil o Simyo, las que cuentan con mayor grado de satisfacción, según la OCU.
2. COMPRA Y TRANSPORTE
La comida se lleva gran parte de nuestro presupuesto. Intentar ahorrar en ella no debe afectar a la calidad de lo que comemos, pero ¿cómo lograrlo? ¿Y qué hacemos con la subida constante de la gasolina o del autobús? El mejor consejo es: busca y compara. “Hay que hacer una revisión de todos los contratos y suministros que tengamos”, recomienda Rubén Sánchez. “No siempre las compañías más conocidas ofrecen el mejor servicio ni el precio más competitivo”.
-Alimentación:
La cesta de la compra se lleva cada año 1.471 € por persona, según datos del Ministerio de Alimentación. Al mes, son unos 122 €. Pero cuidado: los precios varían mucho de unos supermercados a otros.
¿Dónde hay que comprar? Según un estudio de OCU, los más baratos son Alcampo, Carrefour y Mercadona, con unos precios alrededor de un 20% más bajos. Otros, como El Corte Inglés, han anunciado una bajada considerable para igualar los precios de sus competidores. “Lo más importante es volver a la libreta y al boli”, recomienda Mercedes Salas, experta en economía doméstica. “Planificar los menús de toda la semana, intentar jugar con varios alimentos, cocinar para varios días y comprar sólo lo necesario”. Y un consejo más: observa tu nevera y comprueba qué alimentos tienes que terminar tirando a la basura para no incurrir de nuevo en el error y optimizar así tu compra.
-Limpieza:
Acumulamos productos de limpieza en nuestros estantes, tantos que gastamos 205 € al año en ellos, según datos de Kantar World Panel. Pero ¿de verdad son necesarios todos? “No”, considera Mercedes Salas. “Es falso que cada rincón de la casa o cada mueble requiera un producto distinto. Realmente, la compra de droguería se puede reducir a unos básicos y, en algunos casos, podemos sustituirlos incluso por productos naturales que funcionan”.
Trucos de toda la vida. No te hace falta tener el limpiador más avanzado para mantener limpio tu hogar. Seguro que puedes apañártelas con lo que se encuentra por casa. Por ejemplo: el vinagre blanco es excelente para el parqué, el zumo de limón hace relucir la cocina y el bicarbonato funciona perfectamente para la limpieza del baño. ¿Para fregar el suelo? Agua limpia. Si lo haces con asiduidad, no necesitarás más. Un consejo: los artículos de droguería que necesites obligatoriamente cómpralos en envases grandes. No caducan. Otra idea de gran ayuda: ¿lees la página de trucos de MIA? En ella, seguro que encuentras el que necesitas.
-Transporte:
Por mucho que nos quejemos de los atascos y la contaminación, el coche sigue siendo el medio que más utilizamos para desplazarnos. Al mes gastamos unos 110 € en gasolina, que ya está a más de 1,50 €/l. En la web elpre ciodelagasolina.com puedes encontrar la gasolinera más barata cercana a tu casa.
¿Al trabajo en bici o en metro? Pero ¿y si nos atrevemos a coger la bici? Nos mantendremos en forma y ahorraremos bastante. Barcelona, Sevilla y Zaragoza son las ciudades con más kilómetros de carril bici. Otra opción es el transporte público o, si no tenemos más remedio que ir al trabajo en coche, compartirlo con compañeros que hagan la misma ruta, una medida con la que puedes ahorrar hasta el 75% de la gasolina (mira en compartir.org; compartocoche.com...). Y recuerda las reglas de oro de la conducción eficiente: circular con la presión adecuada en los neumáticos, utilizar la marcha más conveniente y evitar los acelerones.
 3. OCIO, ROPA E IMPREVISTOS
Las salidas, los caprichos, el armario... son las cosas que antes suprimimos. Pero no hay por qué prescindir de ello al 100%, sino saber cambiar de hábitos (aprovechar rebajas, webs con descuentos...).
-Planes:
Cine, libros y espectáculos son los primeros gastos que reducimos cuando queremos ajustar el presupuesto. Y eso se nota: el gasto anual por hogar en ocio y cultura volvió a bajar el año pasado hasta llegar a los 741 € (61 € al mes), un 3,7% menos que el año anterior. Y seguro que descenderá otra vez ante la subida del IVA en cine y espectáculos (de un 8 a un 21%). De media, en España, una entrada cuesta ahora 7,40 € (antes, 6,60).
Ofertas en internet. En lugar de prescindir de forma drástica, trata de rebuscar en páginas web como atrapalo.com, groupalia.com o groupon.com, que lanzan todos los días ofertas de entradas hasta con un 70% de descuento. Además, intenta aprovechar para ir al cine el día del espectador o prueba a descargar películas de forma legal a precios entre 0,95 y 2,95 € en webs como filmin.com, wuaki.tv o cineclick.com. Respecto al libro, sigue alimentando tus estanterías, porque el IVA se mantiene superreducido al 4% en el libro de papel (aunque en su versión electrónica es del 21%).
-Gimnasio:
Las actividades deportivas también van a sufrir un incremento de 13 puntos de IVA. La cuota media actual al mes de un gimnasio es de 43,40 €, según FACUA, y da derecho a todas las instalaciones.
Mejor sin matrícula. Una buena idea es el pago por adelantado de un trimestre, un semestre o incluso un año, algo que reduce la cuota un 11%. Eso sí: abstenerse novatos. “Desde luego, una persona que se vaya a apuntar por primera vez, o por primera vez en mucho tiempo, es mejor que recurra al pago mensual, porque puede que dentro de dos meses ya no le apetezca ir”, recomienda Rubén Sánchez. “Y además debe evitar que le cobren una matrícula excesiva, porque corre el riesgo de abandonar”. Recuerda, por otra parte, que los ayuntamientos cuentan con varias instalaciones deportivas que ofrecen diferentes clases y espacios, y en las que la cuota es bastante económica (infórmate en la junta municipal de tu barrio).
-Ropa:
Es uno de los sectores en los que menos influyó la subida del IVA. Zara (y el resto de tiendas de Inditex), Mango o Cortefiel no lo aplicaron. Según los datos de Acotex (Asociación Empresarial del Comercio Textil), cada hogar gasta al año 1.143 € en ropa, unos 94 al mes. Cada vez menos. Y, sin embargo, ha crecido el gasto en las rebajas.
Ventas especiales. Una buena manera de ahorrar son las webs de promociones especiales, como Primeriti, Vente Privée o Buy Vip. Eso sí, no compres compulsivamente, sólo lo que precises.
-Extras:
Siempre hay que dejar una partida para gastos de última hora. Algunos son imprevisibles, pero otros (impuestos, regalos) son más fáciles de prever.
¿Ahorro o crédito? Lo ideal es guardar unos 100 € mensuales, o bien ahorrar la paga extra. La otra opción es la tarjeta de crédito. ¿Conviene? “A veces no queda más remedio”, contesta Pau Monserrat. “Entonces, interesa una de un banco ajeno al nuestro para que no nos cobren comisión anual, limitar el gasto a 1.000 o 2.000 € y fijarnos sobre todo en el tipo de interés”.
-Banco:
Elige bien tu banco. La diferencia entre una entidad que cobra comisiones por servicios y otra que no es de casi 900 € al año, según iAhorra. Es decir, el equivalente a una extra anual. Más dinero para ti.
Por: Vicente Bustillo.
tracking