Revista Mía
553e55d91422f6ce4d191440

¿Quieres una Piel Perfecta Evita estos 'Inocentes Hábitos'

Algunas costumbres, en apariencia inocentes, pueden dañar el aspecto de tu piel. Te mostramos cuáles son para que puedas tomar medidas. Verás que muy, muy pronto tienes mejor aspecto. Debes evitar: -Toca...

Algunas costumbres, en apariencia inocentes, pueden dañar el aspecto de tu piel. Te mostramos cuáles son para que puedas tomar medidas. Verás que muy, muy pronto tienes mejor aspecto. Debes evitar:
-Tocarte mucho la cara. Las manos están constantemente en contacto con superficies sucias. Si después te tocas el rostro, la suciedad terminará obstruyendo los poros y puede provocarte un brote de acné. Lávate las manos con frecuencia, y procura no apoyarlas o pasártelas tan amenudo por el rostro.
-Extraer granitos. Cuando aprietas uno, no estás saneando tu piel. Todo lo contrario: las bacterias situadas en el fondo llegan a los poros cercanos y el acné puede extenderse (si lo haces con frecuencia, puedes provocarte cicatrices o manchas).
-No desmaquillarte. Aunque estés muy cansada, no te acuestes sin tu limpieza facial. Tu piel te pasará factura (incluso aunque no te maquilles: la contaminación y las secreciones de la propia piel ensucian y taponan los poros). Usa una limpiadora sin aclarado: sólo tardarás un minuto.
-Aplicarte demasiada crema. No es sinónimo de más eficacia contra las arrugas y puede acabar obstruyendo la piel, dejarla sin respirar. Vigila, sobre todo, el contorno de los ojos: si abusas de uno que sea muy untuoso, puedes porvocarte bolsas o milia (granitos blanco de grasa en las ojeras).
-Duchas muy calientes. El calor dilata los capilares y debilita el manto protector de la piel. Haz duchas cortas con agua templada y usa leche corporal para compensar la pérdida de lípidos que provoca el contacto frecuente con el agua y el jabón.
-Ojo con la funda de la almohada. Absorbe la grasa, las células muertas y los microorganismos de la piel y del cabello. Que esté limpia es esencial, sobre todo si tienes la piel acneica o el pelo graso. Cámbiala dos veces por semana.
-No abuses del flequillo. Si tienes la piel o el pelo graso, el flequillo puede favorecer la aparición de granitos en la frente. Para prevenirlo, retírate el cabello a un lado y deja la frente despejada.
-Cuidado con el móvil. Según un estudio de la Universidad de Stanford (California), el teléfono móvil puede tener hasta 18 veces más bacetrias que el WC. Límpialo a menudo con toallitas húmedas si no quieres propiciar la aparición de puntos negros en la zona de la barbilla o las mejillas.
tracking