Revista Mía

Instabreast, el nuevo aumento de pecho

Instabreast es la última tendencia venida desde Estados Unidos para lucir un escote más voluminoso sin someterse a una cirugía. Numerosas celebrities como Miley Cirus o Kendall Jenner, ya se han sumado a esta moda. Te contamos qué es.

Es una técnica para aumentar el pecho y consiste en inyectar una solución salina en las mamas, la cual se absorbe en un periodo de 8 a 24 horas.
Según el presidente de la AECEP, el doctor Jaime Antonio García Pérez, “este procedimiento Instabreast no puede considerarse inocuo ya que la punción en el pecho presenta riesgos de sangrado e infección”. Es más, añade, “someter a la mama a esos cambios de volumen bruscos y continuados provocará un deterioro del aspecto en forma de caída y atrofia de una manera más acentuada de lo que produciría un embarazo. Además, una repetición del proceso podría producir daños irreparables a largo plazo”.
Sin embargo, el doctor estadounidense Norman Rowe, propulsor de este aumento, precisa que es un método seguro que permite subir dos tallas y luego regresar a su tamaño normal.
Según explica, “la técnica da plenitud a los senos, sin necesidad de someterse a una cirugía invasiva. Es un método ideal para mujeres que, antes de someterse a una intervención para aumentar su delantera, quieren ver el resultado”.
La polémica está servida. ¿Tú qué piensas?
tracking