Revista Mía

¡Vuelven los jabones!

Quedaron relegados a los cajones de la ropa interior, pero ahora vuelven dispuestos a desafiar al gel de baño más completo. Los hay naturales, de tratamiento, orgánicos... Elige sin miedo: son aptos para todo tipo de piel.

Patricia

Quedaron relegados a los cajones, pero ahora vuelven dispuestos a desafiar al gel de baño más completo. Los hay naturales, de tratamiento, orgánicos... Elige sin miedo: son aptos para todo tipo de piel. 

EN PASTILLAS

Sí, es el formato de toda la vida, pero ahora viene cargado de bondades: calman, hidratan, nutren, detoxifican, relajan...  ¿Cómo lo consiguen? No contienen detergentes sintéticos y la mayoría incorpora sustancias naturales de origen vegetal que respetan las pieles más sensibles y reactivas. Además, incluyen ingredientes botánicos capaces de seducir a la más reacia por su aroma agradable. ¿Lo mejor? Además de proporcionarte una higiene placentera, podrás llevarlos de viaje, factures o no.
Porque son una buena opción para la salud de la piel y para el medio ambiente. Al liberarse de los perfumes artificiales y los colorantes, son respetuosos con la barrera hidrolipídica. Un respeto que se prolonga al ecosistema: la mayoría son biodegradables. Elige tu preferido y... ¡disfruta!
1 cucharadita de aceite esencial de lavanda
2 cuch. de flores secas de lavanda.
450 g de jabón de aceite de oliva (en tiendas de manualidades)
1 pulverizador con alcohol de uso doméstico.
1. Corta el jabón en dados y ponlo en una cacerola al baño María. Una vez fundido, retíralo del fuego y añade las flores de lavanda secas y remueve con delicadeza.
2. Pasa la preparación a un recipiente de cristal y agrega, sin parar de remover, el aceite esencial. Después, vierte la mezcla en el molde que hayas elegido y rocía la superficie del jabón con alcohol de uso doméstico, con el fin de eliminar cualquier posible burbuja.
3. Deja que el jabón se enfríe completamente. Cuando estés segura de que se ha secado del todo, retíralo de los moldes y... voilà!, listo para mimar tu piel.
tracking