Revista Mía

3 masajes para cargar las pilas

Vienen respaldados por medicinas milenarias, expertas en sanar mente y cuerpo. Déjate cuidar y mimar.

Vienen respaldados por medicinas milenarias, expertas en sanar mente y cuerpo. Déjate cuidar y mimar.

1. Reflexología, sanar desde los pies

La reflexología es una terapia que consiste en presionar diferentes puntos corporales  (normalmente en los pies, aunque también en manos, cráneo u orejas) para aliviar los problemas del resto del cuerpo (interconectados por ‘meridianos’ nerviosos).
Por ejemplo,  para aliviar el estrés y la ansiedad  se trabaja la parte media del pie, el plexo solar, donde se refleja el sistema nervioso.
Marma en Sánscrito literalmente significa “secreto” y es el lugar anatómico donde se ubican músculos, venas, ligamentos, huesos y articulaciones.
Del ayurveda, la medicina tradicional india, nace el masaje Abhyanga, que combina el cuidado del cuerpo y del espíritu. Con ayuda de aceites calientes aromáticos, se masajean los diferentes marmas, los puntos vitales de energía. Proporciona armonía, relajación y descanso, libera toxinas
y emociones y además se dice que rejuvenece la piel.
El tui-na surgió en China y es uno de los pilares de esta medicina tradicional. Se trata de un concepto terapéutico que actúa tanto en el plano físico como en el mental. Se realiza mediante fricción, vibración  y suaves golpes, se estimula el flujo del Qj (la energía vital), el mismo esquema que sigue la acupuntura.
Ayuda a liberar energía inmóvil e inútil de los músculos y articulaciones y calma la mente (además de reducir el cansancio, liberar tensiones y tratar el estreñimiento).
tracking