Revista Mía

Haz que brille tu piel

Todas quisiéramos lucir una piel radiante como la de las modelos de Victoria’s Secret. No tenemos a nuestra disposición a un ejército de maquilladores, pero sí los mejores trucos para conseguirlo.

Todas quisiéramos lucir una piel radiante como la de las modelos de Victoria’s Secret. No tenemos a nuestra disposición a un ejército de maquilladores, pero sí los mejores trucos para conseguirlo.
No somos Adriana Lima ni Alessandra Ambrosio, ni tenemos la seguridad de lucir sobre la pasarela unas alas de ángel y un conjunto de lencería como único atuendo, pero sí podemos conseguir que nuestra piel brille como la de las modelos más envidiadas. En el arsenal cosmético hay productos con shimmer, con reflejos perlados, nacarados, plateados, dorados e irisados, capaces de otorgar a la piel más pálida un aspecto luminoso, atractivo, juvenil y con efecto jugoso.
577244bbbe4db00a06b68fad

Haz que brille tu piel

Maquillaje ‘glow’

Para utilizar estos productos en el maquillaje, “debemos aplicarlos en las áreas medias (zona T, mentón y nariz), parte superior de los pómulos y alrededor del contorno de ojos. Así realzaremos los puntos de mayor luz, que son a la vez los más prominentes”, explica Elisa Oreona, make up artist de Sephora.
Y aunque solemos pensar que un rostro con brillo irisado es más adecuado para actividades nocturnas, no tiene por qué ser así. “Eso va en gustos. Cierto es que solemos dejar para la noche lo más brillante, pero en su justa medida los acabados glow son perfectos para el día a día. Conseguiremos de esta forma un aspecto de piel radiante”, añade Oreona.
577244bbbe4db00a06b68faf

Haz que brille tu piel

Qué fórmula elegir

Más allá del rostro, un toque de brillo en determinados puntos del cuerpo es un recurso sencillo pero efectivo para sublimar la piel y lucir el look. De nuevo, hay que aplicar el producto en las zonas estratégicas: clavícula, escote, hombros y zonas enmarcadas de brazos y piernas. En este caso sí es mejor reservarlo para  la noche, porque añade sofisticación.
Geles con brillo, velos luminosos, polvos, aceites sublimadores, iluminadores... ¿Qué fórmula es la más adecuada? Las cremas o lociones suelen ser más duraderas, pero lo mejor es rematar con polvos. Si optas por un iluminador fluido, el modo de empleo es algo distinto pero muy versátil. “Se puede aplicar sobre la base de maquillaje para aportar toques de luz, debajo de la base como una prebase iluminadora o bien mezclándolo con ella para un extra de luminosidad o un brillo suave”, explican desde el equipo de maquillaje de Beautik.
tracking