Revista Mía
577244bbbe4db00a06b69052

Los Reyes Magos existen de verdad

Empezaron siendo tres, igual que los de Oriente, y hoy ya son más de 30. Y el 6 de enero llevan regalos, alegría y solidaridad a los que más lo necesitan.

Autor: Nacho Otero.
Empezaron siendo tres, igual que los de Oriente, y hoy ya son más de 30. Y el 6 de enero llevan regalos, alegría y solidaridad a los que más lo necesitan. ¿Quieres saber cómo sigue el cuento? Sigue leyendo.
El proyecto solidario Reyes Magos de Verdad surgió hace ocho años. Tres amigas que colaboraban como voluntarias en un centro de acogida de menores vieron que aquellos niños no escribían cartas a los Reyes Magos porque no esperaban recibir regalos; o, como mucho, recibían lo que alguien donara, pero no lo que deseaban. Así que, vía e-mail, movilizaron a sus contactos para conseguir que los peques tuvieran el regalo con el que soñaban. Al día siguiente, ya eran más de 150 las personas que querían colaborar. Y hoy aquellas tres "reinas magas" son un equipo de más de 30 miembros que, a través de la web Reyes Magos de Verdad, logran que niños y ancianos sin recursos tengan el regalo que han pedido.

Repartir ilusión en Navidad

¿Quiénes son los destinatarios de los regalos? Niños en centros de menores; niños separados de sus padres porque estos han perdido la tutela; niños que viven con sus madres en la cárcel o en pisos de acogida; niños de familias desestructuradas o con graves problemas económicos. Y no sólo niños. Desde hace unos años, Reyes Magos de Verdad también colabora con centros de mayores, otro colectivo a menudo olvidado. Porque, para un anciano sin familia que vive en una residencia o centro social, es muy importante ver que alguien se acuerda de él. Así, en 2015 se vieron beneficiados más de 5.000 niños y ancianos de Madrid, Barcelona, Valencia, Salamanca, Granada, Cádiz, Sevilla, Málaga, Asturias, A Coruña o Las Palmas de Gran Canaria.
¿Cómo funciona esta cadena solidaria? Por un lado, las personas que desean colaborar tienen en la web una plantilla de registro para introducir sus datos y elegir a quién quieren regalar: un niño o un anciano. Por otro lado, los destinatarios de los regalos escriben su carta a los Reyes Magos pidiendo hasta tres posibles regalos, de un precio entre 24 y 35 euros. Los coordinadores las escanean y las hacen llegar por correo a cada voluntario asignado, que se encarga de encontrar y adquirir el regalo y envolverlo con cariño. Las cartas se envían con antelación para que haya tiempo suficiente de hacer las compras y no frustrar la ilusión de nadie, y junto con ellas se adjunta la dirección de entrega del paquete.
¿Y quién entrega los regalos? Depende. En algunos centros, organizan una comida o fiesta para otorgar ellos los presentes; en otros, los propios colaboradores del proyecto preparan la visita de los Magos de Oriente. Y los voluntarios que lo deseen pueden participar en la entrega ataviados de Melchor, Gaspar, Baltasar o de alguno de sus Mensajeros Reales.
tracking