Revista Mía

3 de febrero de 1959, el día que murió la música

Buddy Holly, Ritchie Valens y The Big Bopper, tres de los grandes pioneros del rock&roll, perdieron su vida hace hoy 57 años en un accidente de avioneta a ocho kilómetros de Clear Lake, en el Estado de Iowa, EEUU, después de un agotador concierto.

Buddy Holly, Ritchie Valens y The Big Bopper, tres de los grandes pioneros del rock&roll, perdieron su vida hace hoy 57 años en un accidente de avioneta a ocho kilómetros de Clear Lake, en el Estado de Iowa, EEUU, después de un agotador concierto.
Tras la actuación, Buddy Holly, con cansancio acumulado, decidió alquilar una avioneta ya que la calefacción del autobús se había roto y hacía mucho frío ese día (unos -30 C), y además para tener más tiempo para dormir. Pero ni las bajas temperaturas, ni la calefacción estropeada del autobús, fueron las causantes de su muerte. Sí lo fue el joven e inexperto piloto que pilotaba la avioneta, Roger Peterson. En medio de una gran tormenta de nieve, el piloto, desconcertado por la nieve que todo lo cubría, habría equivocado la lectura de los instrumentos, única manera de volar con visibilidad nula, entre nubes y campos absolutamente blancos. Fue así que en lugar de subir, la avioneta en realidad bajó, y se estrelló en un campo cercano al aeropuerto. No hubo sobrevivientes.
577244bcbe4db00a06b695c6

3 de febrero de 1959, el día que murió la música

En esa misma mañana del 3 de febrero de 1959, se encontró en un campo de maíz un avión totalmente destrozado, alrededor de ese avión se encontraron los tres cuerpos de los músicos, habían salido despedidos por la gran colisión del avión contra el suelo del campo muriendo instantáneamente, en la cabina se encontró el cadáver del piloto, él no había sido despedido por el avión.
La muerte de Holly, Ritchie Valens y Big Bopper -tragedia conocida como El día que murió la música, según reza la canción American pie, de Don McLean- causó un gran impacto en su época. Las dramáticas fotografías del accidente dieron la vuelta al mundo, Elvis Presley envió un telegrama de condolencia desde Alemania, a su entierro acudieron numerosos artistas y disc jockeys del momento. Sus féretros fueron llevado por los antiguos compañeros de grupo de Buddy, The Crickets, y los hermanos Phil y Don Everly, además Eddie Cochran grabó una versión de la canción Three stars en honor de sus camaradas muertos. La prematura muerte de estos jóvenes pioneros significó el primer gran golpe que recibió el rock&roll en su historia.
tracking