10 cosas que debes saber de Amy Winehouse

Butalmente honesta, de apariencia fuerte y vozarrón, pero frágil, melancólica. Cuatro años después de su muerte, un documental (AMY, DE ASIF KAPADIA) recupera su figura.

10 cosas que debes saber de Amy Winehouse

Butalmente honesta, de apariencia fuerte y vozarrón, pero frágil, melancólica. Cuatro años después de su muerte, un documental (AMY, DE ASIF KAPADIA) recupera su figura.

 

La diva del soul del siglo XXI, tan talentosa como controvertida por sus excesos (muy públicos).“La vida es corta, lánzate”, decía. Pero en realidad no era tan dura: “He cometido muchos errores y siempre digo que no me arrepiento, pero es mentira”.

 

1. Amy Jade Winehouse (14 de septiembre de 1983 - 23 de julio de 2011) era judía, con acentazo de barrio humilde del norte de Londres, pero una voz negra y un oído educado en el jazz por su padre, Mitchell, y su abuela (y confidente), Cynthia.  

 

2. A los 10 años formó un grupo de rap, las Sweet ‘n Sour, pero lo que le fascinaba era el jazz. Formó parte de la National Youth Jazz Orchestra, pero quería algo más: “Saber cantar no me parecía nada del otro mundo, pensaba que todo el mundo sabía hacerlo. Pensé que sería camarera o ama de casa”. Creía en el destino.

 

3. Las discográficas se pelearon por ella en cuanto la oyeron cantar. En 2003, con 20 años, lanzó Frank, ganó un BRIT y cambió los pubs por las mejores salas de Londres.

 

4. Tras un descanso de año y medio, reapareció con su nuevo estilo vintage, su peinado beehive (colmena) y el corazón roto por el que fuera el amor (tóxico) de su vida: Blake Fielder-Civil. Aunque gracias a eso nació su mejor y último disco, Back to black (2006), que ganó 5 premios Grammy. Como dijo su padre una vez, sus canciones serían eternas porque sus historias eran de verdad, “porque la vida es así de perra”.

5. Rehab, la canción que la condujo a la fama, ocurrió literalmente. Y ella lo contaba con humor: “Para que se callaran, fui. El doctor me dijo que no era una alcohólica, sólo estaba deprimida, así que me piré. Duré 10 minutos. Pero no estuvo mal, saqué una canción”.

 

6. Era muy insegura con su aspecto:  “No soy modelo, soy cantante. Cuanto más insegura me siento, más bebo, y más alto pido que me suban el moño”, contaba, siempre directa y sarcástica. No podía salir de casa sin tener el pelo perfecto.

 

7. Creó un sello discográfico, Lioness Records, solo para dar una oportunidad a su ahijada musical, Dionne Bromfield, que seguía sus pasos.

 

8. Su mejor momento profesional coincidió con los peores de su vida personal. Enganchada abiertamente al alcohol, las drogas duras y a Blake, entonces su marido, dejó de lado los conciertos y se dedicó a divertirse, o a emborrachar a sus fantasmas.

 

9. En 2008, le diagnosticaron un enfisema pulmonar. Estaba perdiendo la voz, sufría bulimia (desde los 17 años) y aunque un año después dejó las drogas nunca lo logró con el alcohol. Murió por intoxicación etílica, después de tres semanas sobria. Según su médica, no fue intencionado.

 

10. Los escándalos se olvidan; esa voz desgarradora y emocionante, no. Su última canción fue con Tony Bennett, Body and soul. 

Continúa leyendo