10 cosas que debes saber sobre Jennifer Lawrence

Va camino de conseguir su 2º Oscar (aunque ha estado nominada ya 4 veces), es la actriz mejor pagada de Hollywood y la nueva novia de América. 

Es la actriz mejor pagada de Hollywood. Por Joy, su 3ª película con el director David O. Russell y De Niro y la 4ª con Bradley Cooper, espera su 2º Oscar (aunque es la 4ª vez que opta a uno).

 

Aunque tampoco es ajena a la polémica: se le acusa de intrusismo, por aceptar papeles de mujeres mayores con 25 años (cuando ya bastante las discrimina Hollywood). Pero, profesionalidad (o no) aparte, es de la nueva generación de famosas: pegan más como colegas de cañas que en la alfombra roja.

10 cosas que debes saber...

 

1. Su nombre completo es Jennifer Shrader Lawrence. Nació en Kentucky el 15 de agosto de 1990 (sí, solo tiene 25 añitos) y tiene dos hermanos. Su padre dirige una constructora y su madre, un campamento de verano.

 

2. En el colegio la llamaban “Nitro”: siempre ha sido puro nervio. Tenía curiosidad por todo, practicaba deportes, montaba a caballo (vivía muy cerca de un rancho)... En preescolar ni siquiera le dejaban jugar con las niñas, por ser muy “brusca”

 

3. Nunca dio clases de actuación, solo actuaba en pequeñas obras de la iglesia (su primer papel, a los 9 años, fue de prostituta. "No sabemos si felicitarte o no, porque tu niña es una gran prostituta" le dijeron a su madre) pero era su pasión. Su carrera de médico se truncó a los 14, cuando, de vacaciones en Nueva York, fue ‘descubierta’ por un fotógrafo.

 

4. Dice que “rogó” a sus padres para que le dejaran hacer un casting. Al final, tuvieron que hacerlo: se fue 6 meses a Nueva York, que se convirtieron en un año. “Y la bola siguió rodando”, cuenta. De anuncios, pasó a aparecer en series (Monk, Medium...).

 

5. No convenció para Bella, de Crepúsculo, y menos mal. En 2010 le llegó una oportunidad mejor: protagonista en Winter’s Bone. Al director no le gustó de primeras, por ser demasiado guapa; así que se presentó con el pelo sucio de varios días y roja y sudorosa después de correr 13 manzanas. Consiguió el papel; y una nominación al Oscar, la primera.

 

6. Después vinieron X-Men (2011) y El otro lado de las cosas, Los juegos del hambre, la fama y el Oscar casi a la vez; entre 2012 y 2013. Ese año fue nombrada por la revista Time la persona más influyente del mundo. Este, ha sido la mejor pagada de Hollywood.

 

 

7. Y es que gusta. Engancha. Se cae en el momento menos indicado, vacila al New York Times diciendo estar embarazada y habla de comida constantemente (“Estoy harta de actrices que parecen pajaritos”). Es irreverente (es más, su “alma gemela creativa” es Amy Schummer -están escribiendo un guión juntas-), natural (“No soy un icono de estilo, soy alguien vestida por profesionales. Es más un “¡baila, monito, baila!”) e hilarante.

 

8. Tiene receta contra la ansiedad. Aunque intenta no mostrar todo de sí misma (“Quiero pensar que la gente solo tiene mi ‘avatar’”), estar en el ojo público cuesta. Cuando se filtró su desnudo en la Red (fotos que envió a su ex, Nicholas Hoult), dijo: “Es asqueroso. No es un escándalo, es un crimen sexual, una violación. Y el que mire las fotos estará perpetuándolo”.

 

9. Creció en una familia republicana, sin embargo asegura que no podría votar a un partido “que no apoya los derechos de la mujer”. Ha denunciado públicamente la desigualdad salarial y dice estar cansada de tener que tratar de ser “adorable” constantemente (y sobre todo, si va a exigir algo) para seguir gustando, sólo por ser mujer.

 

10. Ahora está soltera -estuvo un año saliendo con Chris Martin, de Coldplay- y sólo quiere "un chico que sea bueno” con ella.

 

Y otras pildoritas curiosas

 

- Estropeó un vestido en La gran estafa americana por su vicio con los Doritos. Los comía en los descansos, entre toma y toma... Menos mal que había 4 modelos, y no eran muy caros.

 

- Es aracnofóbica.

 

- Se tatuó mal la fórmula H2O (la O está escrita como superíndice, junto al 2).

 

- Fue Mystique (la mutante azul) en X-Men.

 

- Confiesa que lo que más le gusta de tener dinero es poder permitirse buenos muebles, que le encantan.

 

Continúa leyendo