35 años sin John Lennon

El 8 de diciembre de 1980, frente al edificio Dakota, el beatle John Lennon, de 40 años, fue tiroteado por Mark David Chapman, un joven ‘fan’ perturbado. Te contamos su historia.

El 8 de diciembre de 1980, frente al edificio Dakota, el beatle John Lennon, de 40 años, fue tiroteado por Mark David Chapman, un joven ‘fan’ perturbado que permaneció todo un día a las puertas del edificio esperando el momento propicio para dejarnos sin una de las mentes más avanzadas de la historia de la música.

 

Después de cinco años retirado del mundo discográfico, harto de tanto mundo artificial, demagogia y tanta superficialidad, este músico, que lo fue todo junto a sus tres compañeros del grupo Los Beatles y luego con canciones que hoy en día son un himno a la paz, decidió volver a los escenarios con un nuevo LP titulado Double fantasy sin más pretensión que Just like starting over (Como si empezáramos de nuevo…, según comenzaba la letra del primer tema del disco). Como era de prever, el LP llegó enseguida a los primeros puestos de las listas de ventas y para la eternidad han quedado canciones inolvidables como la reseñada anteriormente, Woman, o la preciosa balada dedicada a su hijo Sean, Beautiful Boy.

¿Cuál fue el motivo que llevó al magnicida Chapman a disparar cinco balazos por la espalda a Lennon? Muchas son las versiones que dio en un primer momento, fruto de la desequilibrada y paranoica mente del asesino.

 

Mark David Chapman declaró haberse inspirado en la lectura del libro El guardián del centeno, novela del escritor estadounidense J. D. Salinger, que provocó numerosas controversias por su lenguaje provocador y por retratar sin tapujos la sexualidad y la ansiedad adolescentes.

 

De hecho, el día que mató a John Lennon, su asesino había comprado un ejemplar de este libro y escribió en él: “esta es mi declaración”. Tras matar al exbeatle sacó la novela y se quedó leyéndola hasta que llegó la policía y lo arrestó. Según expresó a la policía tres horas después, Chapman dijo: “Estoy seguro que la mayor parte de mí es Holden Caulfield, el personaje principal del libro. El resto de mí debe ser el Diablo.”

 

En los tiempos que corren, ¿qué hubiera dicho el autor de canciones como Give peace a chance (Dale una oportunidad a la paz) o Imagine (Imagina) o Working class heroe (Héroe de la clase obrera)? Quizá no hubiera sido muy popular o diplomático hacer llamamientos a la PAZ tras atentados como los perpetrados últimamente en Francia, Líbano o Mali. Pero podríamos apostar a que no saldrían de su cabeza canciones muy diferentes al All you need is love (Todo lo que necesitas es amor) de los Beatles.

 

Continúa leyendo