Las anécdotas del chef Ángel León en 'Planeta Calleja': de 'Juego de tronos' a su fórmula para acabar con el hambre

El conocido como chef del mar y dueño de 'Aponiente' ha compartido aventura con Calleja en Dubái. Allí ha reflexionado sobre la sostenibilidad y ha compartido algunos de sus secretos.

El conocido como el chef del mar ha sido el último invitado del programa de Cuatro y su paso por él nos ha dejado muchas anécdotas e interesantes reflexiones. Ángel León ha viajado a Dubái con Jesús y se ha sometido a una frenética actividad: ruta ciclista por Al Qudra, recorrido por las dunas del desierto y las playas de Dubái, bucear entre tiburones, montar en camello... Y, como no podía ser de otro modo, también ha cocinado, dejando a su anfitrión con la boca abierta.

El propietario del restaurante con tres estrellas Michelín Aponiente empezaba su aventura con un pequeño contratiempo... Estaba previsto que se tirara por la tirolina más larga del mundo, que tiene más de un kilómetro de distancia, pero antes le obligaron a pasar por la báscula y los números marcados no eran los adecuados. "Es la primera vez en mi vida que me alegro de estar un poquito gordito. Me he pasado 5 kilos de los 100 Kg y no me dejan montar", decía Ángel con alivio.

Ángel León ha contado muchas cosas en 'Planea Calleja' y muy relevantes. Una de las anécdotas que interesarán a los amantes de la cocina y de 'Juego de tronos' fue el día en que dio de comer a Peter Dinklage (Tyrion Lannister): "Él dijo que se había quedado loco, porque el hombre era un poco agnóstico, aseguraba que no le gustaba el pescado. Pues con esa gente triunfo más que con otra que viene creída de que le gusta el mar. Y la suerte es que los Lannister siempre pagan sus deudas", bromea aludiendo a una de las frases famosas de la serie.

Angel leon planeta calleja
Cuatro.

Cosas de clientes aparte, lo más relevante del paso de Ángel León por 'Planeta Calleja' ha sido dejar patente su compromiso con la sostenibilidad.  "Para mí la verdadera revolución es poder sembrar y regar la tierra con agua del mar, porque al final si cultivamos praderas de cereales marinos, haremos que la gente cuide el medio, dado que generará economía. Sobre todo, tenemos una forma de entender y dialogar con el mar de una forma diferente", confiesa.

En este sentido hace un planteamiento para evitar que los alimentos escaseen en la población mundial: "Para coger tres kilos de rape hay que tirar tres kilos de otro pescado. Podríamos dar tres veces más de comer con ese descarte. En este mundo somos selectivos con la proteína y creo que aún podemos cambiar el concepto del consumo. En el agua no solo hay pescado, hay otra forma de alimentarnos en el futuro que es mucho más inteligente".

Se refiere, entre otras cosas, a un alimento que ha descubierto y con el que cree que se podría acabar con el hambre en el mundo. Crece en el suelo marino y se trata de una planta acuática llamada Zostera Marina: "Observo que dentro de esa planta había granos. Lo probamos y noté que sabía a quinoa, a granos...". Es decir, son semejantes a los cereales terrestres con gran potencial nutritivo. El equipo de investigación científica de su restaurante, Aponiente, ha sido capaz de cultivarla, por primera vez en el mundo según ha certificado la FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

La cocina de Ángel, el chef del mar, es personalísima, aunque como él mismo reconoce no resulte tan rentable. ¿En qué se basa su filosofía culinaria? "El concepto es imaginar que no tenemos la tierra y solo hay agua del mar para dar de comer a los clientes. En mi restaurante hay carne, pero marina. Igualmente, las verduras son plantas halófilas. Tuvimos la suerte de descubrir una que se llama rupia y con ella expresamos el dulzor del mar también", revela.

Continúa leyendo