Así es el tubérculo del Diablo, la especie vegetal venenosa que no debes confundir

Su ingesta causó la muerte el pasado mes de diciembre a una persona en Galicia.

A comienzos de esta semana se fue publicada en los medios locales gallegas la alerta que el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Betanzos envió este al Ayuntamiento de Bergondo (A Coruña) por el fallecimiento de una persona el pasado mes de diciembre por ingerir un tubérculo venenoso.

"Precaución. A los vecinos de Sampaio, en Guísamo. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 2 de Betanzos advierte al Ayuntamiento de que los vecinos de Sampaio no ingieran el tubérculo OENANTHE SPP (x 49 cie 10), ya que ha muerto una persona", publicó entonces en redes sociales el Consejo de Bergondo para advertir a sus vecinos. 

Este vegetal de color amarillento y forma alargada se puede asemejar a simple vista con otros tubérculos comestibles como la yuca, el apio, el nabo o la batata, algunas de ellas muy populares en Latinoamérica, de donde era oriundo el fallecido. 

En Galicia, sin embargo, es un vegetal muy conocido, que no suele confundir a las personas que conocen la flora y fauna de la zona porque «La gente de aquí no se come este tubérculo, es una planta altamente extendida y la gente del rural sabe que no se come», ha explicado Elvira Cecilia Sahuquillo Balbuena, profesora titular del Grupo de investigación en Biología Evolutiva de la UDC, en el programa Voces de A Coruña de Radio Voz. Según la profesora, se tiene constancia de fallecimientos de animales por ingerir este tubérculo. 

Dado que es relativamente sencillo encontrarlo en zonas del norte peninsular, sobre todo en primavera, es interesante dar a conocer cómo es el llamado nabo o tubérculo “del Diablo”, también conocido como nabo De San Pedro u otras denominaciones como aciguta o piel de buey, entre muchas otras.

De la familia de las apiáceas

Es bueno saber que crece sobre todo en zonas húmedas, casi siempre junto a ríos, juncos, manantiales o acequias, pero también prados o cunetas, y como decíamos antes, suelen concentrarse en la temporada cálida, que es cuando el tubérculo es además más vistoso estéticamente. 

Conocido técnicamente como OENANTHE SPP (x 49 cie 10), se trata de una familia de las apiáceas, que además de a los vegetales comestibles citados anteriores también recuerda al perejil o al hinojo. Lo que poca gente sabe es que la mayoría de esta familia de plantas, más Oenanthe, son tóxicas, ya que producen poliacetilenos que también están presentes en especies como la cicuta, está sí etiquetada como venenosa desde tiempos inmemoriales y conocida por casi todo el mundo como tal. 

En concreto, la 'Oenanthe crocata', que es el vegetal que ha causado este fallecimiento reciente en Galicia, es especialmente peligroso en la zona del tallo, donde tiene el tubérculo que es potencialmente venenoso —toda la planta lo es, pero más está parte— debido a que contiene una neurotoxina llamada enantotoxina que afecta gravemente al sistema nervioso central. Además de producir síntomas como las convulsiones, mareos, espasmos o dolor abdominal, entre otros, los expertos explican que causa parálisis en los músculos, por lo que puede matar por ahogamiento. 

Continúa leyendo