Avolatte, el café del que todo el mundo habla

La última moda gastronómica vuelve a maltratar el café, se llama avolatte y consiste en servir un café en una cáscara de aguacate. ¿Nos hemos vuelto locos?

Foto: Instagram foodieandtravelerdr

¿Qué le pasa a los más modernos con el café? Esta deliciosa bebida que nos mantiene despiertos por las mañanas y que nos ameniza nuestros encuentros con amigos y familia, es objeto de continuos maltratos en toda regla.

En su nombre puedes encontrarte con creaciones llenas de color, azúcar y nada de café. Eso sí, generalmente a un precio mucho más elevado de lo que te cuesta una taza de un café de calidad sin tantos cuquismos.

Avolatte = café + aguacate

La última aberración en el mundo cafetero que acabará dando dolor de cabeza a cualquiera que le tenga el más mínimo cariño a esta bebida, se llama avolatte y consiste en servir el café en la cáscara de un aguacate. Sí, así como estás leyendo.

La loca idea parte del Truman Café, un local hipster en Melbourne que publicó en su perfil de Instagram un vídeo con lo que definió como la “combinación de dos obsesiones en Melbourne: el café y el aguacate”.

Lo que cualquiera hubiese considerado como una broma (lo que era en realidad), los instagramers, ávidos de cualquier novedad foodie, lo convirtieron en viral. Así sin más ni menos.

Combing two of Melbourne's obsessions - lattes and avo 😂

Una publicación compartida de Truman Cafe (@trumancafealbertpark) el

Y la cosa no quedó ahí, los avolattes invadieron la red con gente que se animó a ir al café a probarlo y otra que se atrevió a emularlo en casa.

Lo que empezó como un chiste (o una crítica con tono jocoso) por parte de una cafetería, pasó a ser fenómeno de masas, con sus seguidores y detractores, como suele ocurrir con estas cosas.

Smiles all round here at Truman Cafe as our infamous "Avo Latte's" are all the rage right now 🥑🍼

Una publicación compartida de Truman Cafe (@trumancafealbertpark) el

Pon un aguacate en tu vida… Y en tu café

Es cierto que el aguacate ha creado una auténtica revolución, especialmente entre los seguidores de la comida saludable más activos de Instagram, la red social foodie por excelencia.

El que no tome de forma habitual tostadas (de pan integral, por supuesto), con sus láminas de aguacate y alguna semilla no puede considerarse un verdadero foodie.

Por lo tanto, ¿por qué no usar su cáscara para preparar un café? Un hashtag bonito y llamativo y ya está el lío montado.

¿Por qué le hacemos esto al café?

Es cierto que nuestro país no podemos considerarlo como la cuna de los cafeteros - sobre cómo y qué tipos de café tomamos podríamos decir mucho al respecto- pero, teniendo en cuenta que sí es un lugar donde se bebe gran cantidad de café, nos pone los pelos de punta ver lo se está haciendo en su nombre.

Llamar café al Frappuccino Unicornio, una bebida que no lleva café y está plagada de azúcar, siropes y colorines, o al goth latte, otra bebida que diríamos que no lleva ni una gota de café, es cruzar la línea y podría llegar a quitarle el sueño a cualquier persona que le tenga, por lo menos, algo de cariño a esta bebida.

Y el siguiente paso llega con un café servido en una cáscara de aguacate que en más de un sorbo puedes tomar café con algún trocito perdido de aguacate… Qué agradable… ¿eh? ¿Tú te tomarías un ‘delicioso’ avolatte para empezar la jornada? Yo, desde luego, no.

¿Hasta dónde va a llegar esta burbuja foodie cuyo único objetivo es tener más likes que el vecino? Esperemos que no vaya mucho más allá, porque es para empezar a preocuparse.

Verónica Bravo Piqueras

Verónica Bravo

Soy periodista y una apasionada de la gastronomía, la cocina y la nutrición. Me confieso adicta al café y a la comida de verdad acompañada de un buen vino. Adoro viajar y las comidas familiares. Coach nutricional en proyecto y amante de la buena vida. Escribo, cocino, como y disfruto a partes iguales.

Continúa leyendo